Una escalera mecánica devora a un hombre en Turquía

Una escalera mecánica devora a un hombre en Turquía

Tras olvidar la señal que advertía del mal funcionamiento de las escaleras mecánicas el protagonista fue engullido por las escaleras.

No hay que tomarse nunca a broma los carteles que indican: "no pises", "no traspases la valla", "peligro está mojado" o "no utilices la escalera mecánica que está averiada". Pues en Estambul, Turquía, no tuvieron que hacer mucho caso al letrero que advertía del mal funcionamiento de las escaleras mecánicas y que, por lo tanto, indicaba que no era recomendable utilizar esta instalación.

Como consecuencia de ello, un hombre ha vivido toda una situación inverosímil: fue, literalmente, engullido por una escalera mecánica. Las cámaras de seguridad registraron un suceso que ha impactado a todo el mundo.

Las autoridades públicas de Estambul advirtieron con antelación del mal funcionamiento de las escaleras mecánicas de acceso a la estación de metro de Ayazaga. Sin embargo, a los usuarios hicieron caso omiso a la advertencia, tal y como se puede comprobar en el vídeo del suceso:

No tardó mucho en producirse la tragedia en las escaleras de la estación de Ayazaga cuando cientos de personas las estaban utilizando sin pensar el peligro que corrían, en esos instantes. Un hombre se disponía a bajar por ellas cuando de la nada se abrió un hueco que le hizo precipitarse dentro. Las cámaras de seguridad captaron ese preciso momento cuando literalmente era tragado, como si un depredador se tratara, por las escaleras.

La víctima solo sufrió heridas leves

La víctima del accidente, Mehmet Ali Erik, permaneció alrededor de una hora dentro del entramado mecánico de la escalera hasta ser rescatado por los bomberos. Sin embargo, esto solo se ha convertido en una anécdota que contará a su familia y amigos ya que el hombre, tras ser trasladado al hospital, solo padece heridas leves.

No es el primer incidente de este tipo que ocurre con las escaleras mecánicas alrededor del mundo. En China en 2015 ocurrió algo similar en un Centro Comercial pero con consecuencias más graves.

Comentarios