Buscar
Usuario

Noticias

Una enfermera perfora el revestimiento cerebral de una mujer durante una PCR en Estados Unidos

La paciente empezó a supurar un líquido incoloro por la nariz y empezó a experimentar un cuadro de síntomas muy graves en los días sucesivos.

Una enfermera perfora el revestimiento cerebral de una mujer durante una PCR en Estados Unidos

Una prueba nasofaríngea para detectar el SARS CoV-2, el nuevo coronavirus, ha terminado con una paciente ingresada con el revestimiento cerebral perforado, ya que la enfermera no realizó el procedimiento como debía.

Cuando el bastoncillo penetró en la zona, el líquido cefalorraquídeo empezó a filtrarse por su nariz, de modo que se estaba arriesgando a padecer una infección peligrosa, tal y como publica la agencia de noticias AFP.

"Su caso muestra que los profesionales de la salud deben seguir los protocolos al pie de la letra", ha señalado Jarrett Walsh, autora principal del artículo de JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery donde se hacen eco de este suceso.

La paciente, una mujer estadounidense de cuarenta años, sufría un problema no diagnosticado. Por cuestiones relativas al secreto médico no ha trascendido cuál es el problema, pero sí que influyó junot a la realización de una prueba nasofaríngea que no se hizo de manera correcta.

Ante este tipo de casos, Jarrett Walsh pide que algunos pacientes, como aquellos que han sufrido cirugías en los senos nasales, por ejemplo, consideren comentar con su médico la realización de una prueba oral.

"Esto subraya la necesidad de una formación adecuada de quienes administran la prueba", ha señalado el especialista en ORL, Dennis Kraus, que añade: "Y también la necesidad de estar atentos tras su administración".

Jarrett Walsh, que trabaja en el Hospital de Iowa, ha relatado que la paciente había sido examinada en los días previos porque había sido operada de una hernia, momento en el que se percató de que por una de sus fosas nasales salía un líquido transparente tras la PCR.

Podría haberle costado la vida

La paciente tuvo que ser intervenida de urgencia para salvar su vida "La paciente tuvo que ser intervenida de urgencia para salvar su vida"

Después de la prueba , la mujer fue examinada porque empezó a sufrir dolores de cabeza, vómitos y percibir mayor rigidez en el cuello, así como mayor sensbilidad a la luz.

Cuando fue examinada, encontraron que la prueba se podría haber administrado en una zona demasiado alta de la fosa nasal. La mujer ya había sido tratada en el pasado por hipertensión craneal, por lo que los médicos decidieron intervenir de urgencia y drenar todo el líquido con un aguja.

Pero todo no quedó ahí. Con el tiempo, comenzó a desarrollar un encefalocele, que ocasiona que el revestimiento del cerebro se desborde hacia la cavidad nasal. La dolencia no había sido diagnosticada hasta que finalmente se le practicó una tomografía computarizada.

La Dra. Walsh cree que los síntomas que experimentaba la paciente fueron causa de la irritación que estaba sufriendo el revestimiento del cerebro en aquel momento. Si el problema no se hubiera tratado, la joven podría haber desarrollado una infección potencialmente fatal o haber entrado aire en el cráneo, ejerciendo una presión que podría haber acabado con su vida.

Artículos recomendados

Comentarios