Las empresas aceiteras declaran la guerra a las croquetas

Las empresas aceiteras declaran la guerra a las croquetas

Los aceites que se usan para cocinar las frituras pueden acarrear riesgos, por lo que las empresas aceiteras se han propuesto crear una alternativa.

La dieta mediterránea es una de las gastronomías más variadas y a la vez más saludables que existen. Muchos son los que envidian las comidas españolas por su sabor y por la diversidad de sus productos. Sin embargo, no es tan sencillo llevar una dieta mediterránea y comer siempre saludable.

Cada vez tenemos menos tiempo libre, nos preocupamos menos por nuestra salud y apenas dedicamos unos minutos a preparar una comida saludable. Pero tenemos las comidas precocinadas y los congelados muy a mano en el supermercado, lo cual nos ayuda y, a la vez, perjudica.

Croquetas, empanadillas, nuggets de pollo, patatas fritas... En definitiva, frituras. Están muy ricas, pero todo el mundo sabe que no son lo mejor para nuestro organismo. Y es que, por lo general, se emplea una gran cantidad de aceite para su preparación y su cocinado, y el aceite en muchas ocasiones no es de la calidad que se merece.

Durante la fritura pueden generarse compuestos no deseables "Durante la fritura pueden generarse compuestos no deseables"

España, con gran cantidad de olivos y fabricante y exportadora de un aceite de oliva de calidad, también tiene deficiencias. Para cocinar estos fritos es necesario mucho aceite, por lo que se suelen usar otros especiales para freír que en muchas ocasiones pueden conllevar riesgos para la salud por su proceso de refinado.

"Estos aceites pueden acarrear la presencia de posibles contaminantes externos, como los aceites minerales saturados (MOSH), 2,3-MCPD, el glicidol o los ésteres glicidílicos", aseguran los expertos en la materia. "Además, durante la fritura se generan también nuevos compuestos no deseables (como la acrilamida presente en productos con almidón como las frituras) que necesitan ser controlados y, en la medida de lo posible, eliminados".

Se comercializarán nuevos aceites

Una de las empresas líderes en aceites en España, Acesur, se ha propuesto combatir estos aceites tan insalubres y ha creado Healthy Oil junto al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. El objetivo de este proyecto es crear una alternativa con aceites de semilla y oliva más resistentes para las frituras, y terminar comercializando un aceite destinado para este fin.

La fabricante aceitera, que está detrás de marcas como Coosur o La Española, también cuenta con el apoyo de otras empresas que se concentrarán en crear nuevos aceites más saludables para productos fritos. Además, aseguran que intentarán realizar estas mejoras sin que el consumidor note la diferencia, para causar las mínimas molestias posibles.

Comentarios