El empleado de una tienda memorizó los datos de 1.300 tarjetas de clientes para hacer compras online

El empleado de una tienda memorizó los datos de 1.300 tarjetas de clientes para hacer compras online

La Policía ha informado de que Yusuke Tanigucho, de 34 años y residente en Tokio, posee memoria fotográfica que le permitió clonar las tarjetas.

Yusuke Taniguchi, un hombre japonés de 34 años, ha sido detenido por memorizar la información de nada menos que 1.300 trajetas de crédito y utilizarla para adquirir artículos por Internet.

Según indican las fuentes policiales, Taniguchi trabajaba como empleado en un centro comercial de la ciudad de Koto. Allí memorizada el número, el nombre del titular, la fecha de caducidad y el código de seguridad de cada cliente que pagaba en el establecimiento. Con un procedimiento desarrollado y mejorado a lo largo de los años,  el detenido utilizaba una libreta en la que apuntaba la extensa colección de datos que había logrado memorizar.

Yusuke Taniguchi memorizó los datos de 1.300 tarjetas "Yusuke Taniguchi memorizó los datos de 1.300 tarjetas"

Memoria prodigiosa

Taniguchi utilizaba la información contenida en las tarjetas para comprar artículos valiosos de forma online y revenderlos posteriormente en casas de empeños por un precio mucho mayor a su valor real. De acuerdo a su posterior declaración ante la policía, el joven afirmó que recurría a las estafas para poder pagarse la comida y el alquiler.

Pero en su complejo método de estafa no todo es práctica y ensayo, sino que, según informan los medios japoneses, el detenido contaría con memoria fotográfica que le permite recordar con facilidad todos los datos que encuentra a su alrededor. Entre ellos, los de las tarjetas de crédito de sus clientes.

Sin embargo, Yusuke Taniguchi cometió un error durante uno de sus últimos robos que le llevó a ser descubierto, localizado y detenido por la policía.  En la que fue su última compra, dos maletas valoradas en 2.527 dólares, proporcionó la dirección de su domicilio personal para que le entregasen el producto. De esta forma, por un error impropio de un genio de la memoria, las autoridades dieron con el culpable de 1.300 estafas.

Comentarios