El Corte Inglés crea su propia inmobiliaria para ejecutar el cierre estos 11 centros comerciales

El Corte Inglés crea su propia inmobiliaria para ejecutar el cierre estos 11 centros comerciales

Los grandes almacenes crean su propia inmobiliaria con la que gestionar un patrimonio valorado en 17.000 millones de euros.

Gestión puramente interna. Esa es la vía que adoptará a partir de ahora El Corte Inglés para reducir su deuda de más de 3.000 millones de euros a través de la gran cantidad de ladrillo en propiedad que dispone actualmente.

La idea inicial, que pasaba por encargar la venta de propiedades a la consultora PwC, finalmente no ha obtenido el rédito deseado. El problema principal de estas gestiones, enmarcadas en el denominado Plan Project Green, es que se quería vender toda la cartera en un único lote, algo que ha provocado que las ofertas se queden desiertas.

A partir de ahora, los grandes almacenes gestionarán todos sus inmuebles a través de una empresa completamente propia creada 'ad hoc': El Corte Inglés Real Estate. Su portafolio (todos sus inmuebles en posesión están valorados en 17.000 millones de euros), le permitirán convertirse inmediatamente en una de las sociedades más importantes del sector en España.

La nueva firma quedará bajo los mandos de Javier Catena, recientemente incorporado a la firma con el objetivo de encargarse del patrimonio inmobiliario de la empresa.

Sin embargo, El Corte Inglés Real Estate no solo tendrá como objetivo la venta de centros (en total se prevé el cierre de estos 11, que se pueden consultar pinchando en este enlace), sino también la modernización de la cartera que conservará la propia empresa de distribución.

Un modelo caduco

Propuesta del Madrid Fashion District, el modelo que espera reconvertir el almacén recientemente clausurado en Arroyosur "Propuesta del Madrid Fashion District, el modelo que espera reconvertir el almacén recientemente clausurado en Arroyosur"

Ese será el mayor reto de Javier Catena al frente de la nueva sociedad: el de adaptar todo el ladrillo a las nuevas necesidades del sector, que necesariamente busca una revisión del modelo tradicional de grandes almacenes que ya se encuentra en desuso.

Los compradores apuestan ahora más por conjugar ofertas de ocio y consumo, por lo que los espacios blancos, ultraordenados, diáfanos y con poca oferta ajena a la compra de productos (algo que ya copa la venta online) deberán ser cambiados por los centros comerciales al uso, con tiendas separadas y atracciones diversas.

Ese es el mantra con el que se espera reinaugurar el recién clausurado gran almacén de Arroyosur (Leganés), que abrirá en la primavera de 2020 convertido en un centro con tiendas diferenciadas, una decoración inspirada en las principales calles de Madrid y un gran lago donde reposar.

La firma ha registrado para este centro el nombre de Madrid Fashion District que ya se ha registrado en otras ciudades como Barcelona, Valencia, Sevilla o Málaga. En definitiva, se trata de un formato experimental que, en función de los resultados, puede servir como modelo de futuro para una empresa que necesita renovarse.

Por otro lado, la extensión de El Corte Inglés a lo largo de España también se espera aprovechar para crear un sistema efectivo de distribución en sus compras online. Sería una especie de competición contra Amazon en el que los acuerdos firmados con la china Aliexpress pueden jugar muy a su favor.

La empresa quiere aprovechar su gran implantación territorial para extender su comercio online "La empresa quiere aprovechar su gran implantación territorial para extender su comercio online"

El verdadero 'caramelo' en el sector: la superficie no comercial

El sector del retail es fundamental para una empresa como El Corte Inglés, pero el sector del ladrillo tiene especial interés por la colocación de todo el suelo no comercial que se mantiene en manos de los grandes almacenes.

En el plan Project Green también contempló la venta de activos no comerciales, algunos situados en pleno Eje Prime del ladrillo como el situado en la madrileña calle de Hermosilla, una de las más cotizadas de Madrid. Se trata de un edificio de 20.449 metros cuadrados y alberga parte de la sede del grupo. Las intenciones pasan por reconvertirlo en suelo residencial en una de las zonas más cotizadas.

A ello se suma un edificio situado en la calle Alfonso Gómez, situado en las cercanías del área empresarial de Julián Camarillo y que cuenta con 19.614 metros cuadrados. Este edificio podría mantenerse como oficina.

El Corte Inglés quiere vender uno de los dos edificios situados en la madrileña calle Hermosilla "El Corte Inglés quiere vender uno de los dos edificios situados en la madrileña calle Hermosilla"

Además, el plan incluye el conocido como Edificio Marbella, de 6.277 metros cuadrados y enclavado en pleno barrio de El Pilar de Madrid. El edificio se encuewntra actualmente alquilado a la Comunidad de Madrid y con un contrato que finaliza en septiembre de 2027.

La cartera de oficinas suma 46.000 metros cuadrados de superficie, a lo que se añaden 16 solares, la mayoría urbanos (108.874 metros cuadrados) y en desarrollo (119.570 metros cuadrados), situados en varias provincias españolas.

Comentarios