Buscar
Usuario

Vida

Centenares de mujeres latinoamericanas fueron esterilizadas forzosamente en Los Ángeles

La historia parece digna de una película de terror, pero es muy real.

Hay historias que bien podrían servir de guion de una película de terror, y esta es una de ellas. Pero, por desgracia, fue totalmente real. Sucedió entre 1968 y 1974 en Los Ángeles, en el Centro Médico de LAC+USC, y no ha sido hasta ahora que ha salido a la luz y se ha pedido perdón de forma pública. Durante esos años, más de doscientas mujeres latinas fueron esterilizadas sin su consentimiento en este centro porque, al parecer, "tenían demasiados bebés".

La supervisora del Centro, Hilda L. Solis, habló con L.A. Taco y explicó que "la esterilización forzada de mujeres en el estado de California es uno de los eventos más vergonzosos de la historia de nuestro estado". Durante esos diez años, Los Ángeles se dedicó a llevar a cabo una política de esterilización porque creían que la población debía reducirse rápidamente o el condado acabaría teniendo problemas. Como siempre suele suceder en estos casos, la población más afectada acabó siendo la de clasa baja y, por supuesto, los inmigrantes.

Las protestas comenzaron hace décadas "Las protestas comenzaron hace décadas"

En algunas de las esterilizaciones hay por medio un supuesto consentimiento escrito que, tras haber investigado, se cree que estuvo viciado. O bien el consentimiento no era tal, o se aprovecharon de mujeres que, debido a sus pocos recursos y a sus escasos estudios, habían firmado sin saber realmente qué estaban haciendo. 

Cuarenta años más tarde, el Senado ha decidido lanzar un proyecto de ley (SB1190) para compensar a todas aquellas mujeres que fueron víctimas de estas esterilizaciones. Junto a esto, ha presentado una disculpa escrita, formal, para tratar de borrar todo el daño que se hizo. Si la normativa se acaba aprobando, el centro médico tendrá una placa conmemorativa para recordar el suceso y que esto no vuelva a pasar en un futuro.

Esterilizaciones forzosas: una forma de vejar a las mujeres

Todo el movimiento de las esterilizaciones forzosas comenzó en el año 1909, cuando las clínicas de California empezaron a intentar evitar por todos los medios que aquellas mujeres que no fueran "aptas" no tuvieran la posibilidad de tener hijos. El racismo y el clasismo salió a la luz durante esta toma de decisiones, puesto que las mujeres que se decidieron no aptas eran aquellas que eran pobres, latinas o tenían algún tipo de discapacidad. Además de ser una medida misógina y machista, fue también racista. La comunidad latina está actualmente celebrando la iniciativa, aunque creen que el daño ya es irreparable.

Artículos recomendados

Comentarios