Buscar
Usuario

Noticias

Dos tiroteos en Texas y Ohio siembran el caos en EEUU dejando una treintena de muertos

La violencia ha sumido a las ciudades de Texas y Ohio en una tensa debacle que se ha saldado con la vida de al menos 25 personas.

Dos tiroteos en Texas y Ohio siembran el caos en EEUU dejando una treintena de muertos

Un doble tiroteo ha sacudido las calles de Texas y Ohio, en Estados Unidos. Sin ninguna relación y ante la sorpresa de sus ciudadanos, sus respectivos agresores han perpetrado dos atentados que se han llevado por delante la vida de al menos más de una veintena de personas y al menos 30 heridos, entre ambos sucesos.

En Texas, los hechos tuvieron lugar en las inmediaciones de Cielo Vista, un centro comercial de Walmart en la ciudad de El Paso. Un hombre de 21 años armado con un fusil de asfaltó entró en el establecimiento y comenzó a disparar a diestro y siniestro sin mediar palabra. La cadena de televisión KTSM ha difundido imágenes que las cámaras de videovigilancia pudieron tomar a su llegada, las cuales han sido corroboradas al canal estadounidense ABC por testigos del terrible suceso. En ellas se aprecia a un hombre vestido con camiseta negra, pantalones cortos y protectores auditivos. El autor de los hechos no opuso resistencia al ser detenido y ha sido identificado como Patrick Crusius. 20 personas han fallecido y al menos 26 salieron heridas tras lo ocurrido.

Ohio vivió una situación similar pocas horas después de lo ocurrido en Texas, pues al menos diez personas perdieron la vida después de un tiroteo en un bar Dayton, al norte del estado. Las autoridades no han podido aún comunicar una cifra oficial de todas las víctimas mortales que el acontecimiento ha dejado, si bien se conoce que uno de sus autores ha fallecido tras ser reducido a tiros. El lugar del tiroteo fue un blanco fácil para los agresores, pues acoge numerosos locales de ocio, bares, restaurantes y discotecas. De los dos autores del terrible suceso, uno de ellos se dio a la fuga en un coche de color oscuro y aún no se le ha podido localizar, por lo que sigue en paradero desconocido. 

Balance tras un "vínculo con un delito de odio"

Texas ha dado informacion acerca del número actualizado de víctimas y es que, de las 26 heridas, 9 se encuentran en estado crítico y dos han sido estabilizadas, según han informado los médicos del centro médico Del Sol, donde fueron trasladadas. Las autoridades ya se han sumergido en una investigación que pretendería averiguar si hay más implicados en el tiroteo. El gobernador del estado, Greg Abbott, ha calificado la jornada del sábado 3 de agosto como "uno de los días más mortíferos en la historia del estado". Su fiscal añade que lo publicado en redes previamente por el autor de los hechos, "podría ayudar a arrojar luz sobre lo ocurrido". 

Según avanza el Gobierno de México, con su ministro de Exteriores al frente de las declaraciones, 6 de las víctimas de todas las identificadas tendrían la nacionalidad mexicana. Andrés Manuel López Obrador, presidente del país, también ha mostrado su tristeza por los hechos ocurridos en El Paso y ha mandado un mensaje a los ciudadanos de ambas naciones. 

Por otro lado, Donald Trump ha querido hacer balance de lo ocurrido y, tras recibir el mensaje en la Casa Blanca, ha mostrado en Twitter sus condolencias y todo su apoyo a las familias de las víctimas. 

En cuanto al atentado de Ohio, muchas son aún las incógnitas que esconde este caso. Las fuerzas de seguridad temen por la vida de los afectados y aún no se han atrevido a dar un número exacto de víctimas, aunque además de las diez muertes, se han contabilizado hasta ahora 16 heridos. El Departamento de Policía de la ciudad comenta que pudieron alcanzar al tiroteador rápidamente, pues había una notoria presencia policial en la zona que pudo responder ante el pánico de la hecatombre provocada por los supuestos dos atacantes. El FBI, que se desplazó al área para prestar su colaboración, también hará lo propio con la investigación de los hechos, según confirma el coronel Matt Carper. 

La cuenta de Instagram de Ned Peppers, el bar donde ocurrió el tiroteo, ha confirmado que todo su personal se encuentra a salvo y en buen estado y los dueños del local han querido apoyar a todos los afectados. 

Dos atentados en pocas horas

El país vive conmocionado tras lo ocurrido, pues dos sucesos de características similares han tenido lugar con muy poco tiempo de diferencia, algo que llama la atención a pesar de los episodios a los que Estados Unidos nos tiene acostumbrados. Otro de ellos, seis días antes de lo ocurrido en Texas, fue la debacle producida por un tiroteo en un festival de comida en California, a finales de julio.

La posesión de armas y la venta de las mismas podrían ser el reflejo de lo que supone que los estadounidenses estén continuamente expuestos a este tipo de peligros, pues la ley regula favorablemente el derecho de todos los ciudadanos a portar armas. Su milicia, haciendo referencia a todos los ciudadanos de los 50 estados, "es necesaria para la seguridad de un estado libre", reza su Constitución. Sin embargo, el parque donde tuvo lugar el evento prohibía explícitamente el uso de armas dentro de sus jardines, al menos así lo dictaba la página web del festival. 

El tiroteo en el estado de Texas se ha producido apenas 6 días después de que un hombre de 19 años matara a cuatro personas e hiriera a 16 en el Festival del Ajo, uno de las congregaciones gastronómicas más importantes de la nación. Finalmente la policía no pudo detener al autor de los hechos porque este se autoperpetró un disparo en la cabeza tras abrir fuego con un fusil AK-47. Una vez supo que tan solo era cuestión de minutos que la policía lo detuviera, antes de dispararse, también intentó abatir a las autoridades, que pese a tratar de reducirlo, consiguió propinarse a sí mismo el mencionado disparo. Un niño de 6 años se encuentra entre las víctimas mortales tras la ocurrido.

Artículos recomendados

Comentarios