Buscar
Usuario

Ciencia

Dolor al eyacular: por qué ocurre y cómo puede prevenirse o tratarse

Muchos expertos en la materia advierten de la importancia de asistir al urólogo, especialmente si se presentan algunos de estos síntomas.

Dolor al eyacular: por qué ocurre y cómo puede prevenirse o tratarse

Foto: Shuttertsock

La salud sexual es un tema muy importante que debe ser tenido en cuenta, ya no solamente durante el propio acto, sino que debe estudiarse cualquier síntoma que pueda derivar en dolencias que pueden ir a más si no se tratan. A partir de los 40 años, casi la mitad de hombres comienzan a tener problemas al orinar, causado por la próstata, el órgano que se encarga de la eyaculación.

A partir de esa edad, es conveniente acudir al urólogo al menos una vez al año para inspeccionar que todo vaya sobre ruedas ahí abajo. Si hay problemas de próstata no solamente puede haber dificultades al miccionar, sino también dolor al eyacular, lo que se conoce como eyaculodinia. Según asegura el experto en salud sexual Eduardo García en una entrevista para Infosalud, aunque no sea una dolencia muy frecuente "aumenta a medida que aumenta la edad".

Tres posibles causas

Hay tres razones principales por las cuáles una persona puede sentir dolor al eyacular. Una de ellas es la irritación o inflamación de la próstata que puede sorprender de repente en un momento que debería ser placentero. Luego, puede ocurrir por una infección de orina que, aunque sean menos frecuentes en quienes tienen próstata, sí que puede ser a causa de este órgano. Por último, otra causa puede ser la hiperplasia benigna de próstata, es decir, una afección frecuente a medida que se van cumpliendo años, que pueden provocar molestias al orinar, el bloqueo del flujo de orina e incluso otros problemas renales.

La importancia de acudir a un especialista

Tener problemas de próstata o ir al médico para hacerse una inspección suele ser un tema tabú por alguna razón, cuando es algo totalmente normal. Por tanto, debe acudirse al urólogo ante cualquier síntoma que se tenga. De hecho, aunque no se tengan síntomas, a partir de los 40 años asistir a hacer inspecciones es algo importante. Algunos síntomas que deben tenerse en cuenta son, por ejemplo, terminar de orinar y que se caigan algunas gotas, además del dolor al eyacular.

Cuando la persona va al urólogo y tiene estas dolencias, se suelen hacer pruebas para descartar que haya una infección, según asegura García. También se hacen ecografías y análisis de sangre para intentar buscar posibles soluciones, cuyo tratamiento dependerá de lo que se descubra con los análisis. "Ahora hay tratamientos de cirugía sin ingreso", por lo tanto, tener problemas de próstata ya no es algo tan traumático como podía serlo hace años. Una vez más, ante cualquier síntoma: ve al médico.

Artículos recomendados

Comentarios