Buscar
Usuario

Vida

Dieta hormonal: verdades y mentiras del nuevo régimen de moda

Con tres sencillos pasos, esta dieta promete reequilibrar las hormonas para perder peso, pero solamente se trata de un reclamo publicitario.

Dieta hormonal: verdades y mentiras del nuevo régimen de moda

Las dietas cuyo objetivo es la pérdida de peso cada vez están más de moda. Estas se basan en promover la saciedad alimentaria, reducir la ingesta calórica y evitar el consumo de alimentos ultraprocesados. Algunos de ellas son eficaces y, además, cuentan con estudios que así lo acreditan, como es el caso del ayuno intermitente o la dieta cetogénica (baja en carbohidratos y alta en grasas).

Sin embargo, hay otras dietas que son promovidas por multitud de libros, pero que no cuentan con reconocimientos que certifiquen sus ventajas, como la dieta hormonal. La base de esta dieta señala que las personas no pierden peso porque sus hormonas no funcionan correctamente y recomienda hacer ejercicio físico para reactivar el sistema hormonal. Si bien es cierto que el ejercicio físico debería estar presente en nuestro día a día, no solamente eso te llevará a perder peso.

Tres pasos para perder peso

Lo único diferente de esta dieta es que psicológicamente nos puede ayudar, en el sentido de ir cumpliendo pasos como objetivo, pues solamente se necesitan tres:

El primero, eliminar productos como alcohol, cafeína, azúcar... y a la vez aumentar el consumo de frutas, verdudas o pescado. El segundo, eliminar del día a día los alimentos ultraprocesados, edulcorantes artificiales o granos refinados. El tercero consiste en aumentar la práctica de ejercicio físico.

La sustitución de alcohol y azúcar por frutas y verduras es el primer paso en la dieta "La sustitución de alcohol y azúcar por frutas y verduras es el primer paso en la dieta"

Esto no es muy diferente a lo que puede promover cualquier plan nutricional: reducción de alimentos calóricos y con poca densidad nutricional, aumento de alimentos saludables y practicar ejercicio. Las recomendaciones dietéticas no son malas, sin embargo, no está claro que se consiga un reequilibrio hormonal tal y como se cree, sino que se promueve la pérdida de peso al igual que en cualquier otra dieta en la que el déficit calórico sea el adecuado.

No está demostrado científicamente que equilibre las hormonas

La evidencia científica actual sugiere que los desequilibrios hormonales que supuestamente promueven la ganancia de peso no son una causa, sino más bien una consecuencia de dicha ganancia de peso. No existe una teoría que demuestre que es posible restablecer el equilibrio hormonal y de esta manera perder grasa. Aunque se le llame "dieta hormonal", sus bases no tienen nada que ver con las hormonas. Un simple reclamo publicitario.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados