Buscar
Usuario

Vida

1 de cada 4 sufrirá una enfermedad mental: ¿Qué hábitos podemos seguir para evitarlo?

Los expertos recomiendan seguir una serie de consejos para evitar desarrollar una patología de estas características.

1 de cada 4 sufrirá una enfermedad mental: ¿Qué hábitos podemos seguir para evitarlo?

La importancia de la salud mental aún no tiene su reconocimiento en España. La Sanidad Pública contempla este tipo de patologías en el paquete ofrecido por la Seguridad Social. Sin embargo, el principal problema es la saturación, que impide hacer un seguimiento de los pacientes adecuado para diagnosticas o reconducir patologías, curarlas o, en su defecto, aprender a controlarlas durante el resto de su vida.

La OMS cifra que, al menos, una de cada cuatro personas están destinadas a padecer un trastorno mental a lo largo de su vida (más de 11 millones si aplicamos esta tasa en España). En la posibilidad de que finalmente se desarrolle, juegan múltiples factores, como la genética, el ambiente en el que nos desenvolvemos a diario o los hábitos de vida que seguimos.

A pesar de todo, nadie puede ser realmente consciente de las papeletas con las que cuenta para desarrollar este tipo de enfermedades. Sí que hay momentos críticos, especialmente la pubertad y el período comprendido hasta la entrada final en la etapa adulta. La gran cantidad de cambios hormonales que se producen en estos años puede tener consecuencias fatales.

Durante el resto de nuestra vida, igualmente, experimentaremos otra serie de factores que se pueden unir a cómo reaccionamos a la situación ambiental, es decir, a la pérdida de un trabajo, la pérdida de un ser querido o la ruptura de una relación, por ejemplo. Ese tipo de crisis vitales que todo el mundo vive a lo largo de su vida puede ser, igualmente, el desendenante de una enfermedad que se ha mantenido latente durante años.

Sabiendo que la posibilidad de padecer este tipo de problemas es real... ¿Hasta qué punto podemos actuar con el objetivo de evitar que la situación se vaya fuera de nuestro control? Pues, ciertamente, lo más importante es mantener una serie de hábitos de vida saludables que vamos a resumir a continuación.

1 Cuidar las horas de sueño

Cuidar nuestros hábitos de sueño es fundamental para nuestra salud "Cuidar nuestros hábitos de sueño es fundamental para nuestra salud"

A pesar de que las jornadas laborales intempestivas y los horarios que marca nuestra sociedad dificultan enormemente el disfrute de un sueño reparador, lo cierto es que es muy recomendable cuidar al máximo nuestras horas de sueño.

Es muy importante dormir una media de 7 horas diarias, preferiblemente 8. Sin embargo, hablamos de dormir, no de estar en la cama, por lo que deberías calcular más tiempo para tumbarte y lograr la posibilidad de despertarte completamente reparado.

Para que sea eficaz, es recomendable acostarse diariamente en la misma franja de horas y seguir una especie de rutina que nos permita sentir que vamos a descansar. Por ejemplo, escuchar música relajante y disfrutar brevemente de una buena lectura (mejor sin aparatos tecnológicos de por medio, ya que las ondas luminosas de las pantallas son el peor aliado de un sueño reparador.

2 Cuida tus relaciones personales

Cuidar nuestro entorno social es básico para evitar problemas en el futuro "Cuidar nuestro entorno social es básico para evitar problemas en el futuro"

El tejido social que construimos a lo largo de los años es fundamental para cumplir con una de las necesidades que hemos heredado en nuestra huella genética: la necesidad de pertenecer a la sociedad.

Biológicamente, el contacto social se asocia con la producción de oxiticina, un neuropéptido que actúa en nuestro cerebro provocando sensaciones de bienestar. Cada vez que nos reunimos con nuestros seres queridos, sin duda, experimentamos una buena descarga de esta hormona.

Sin duda, el apoyo que nos proporcionan nuestras personas más allegadas puede evitar la aparición de trastornos y combatir la ansiedad (que, mal gestionada, también puede convertirse en un trastorno por sí misma).

3 Controla las emociones

El control emocional es básico para nuestra salud mental "El control emocional es básico para nuestra salud mental"

El control emocional es una de las herramientas más imprescindibles a lo largo de nuestra vida. Aunque pueda parecer complicado, hay algunas herramientas como el control de la respiración o las técnicas de relajación.

Es muy importante trabajar para valorar todos los acontecimientos en su justa medida y no angustiarse con cualquier circunstancia que se salga de lo normal. Con ello, alcanzaremos una visión más ajustada de la realidad y rebajaremos nuestro nivel de estrés.

4 Comparte tus preocupaciones

Compartir nuestras preocupaciones nos ayudará a poner nuestros problemas sobre relieve "Compartir nuestras preocupaciones nos ayudará a poner nuestros problemas sobre relieve"

Lo hemos hablado, las relaciones sociales y el control emocional son fundamentales para cuidar nuestra salud mental y evitar la posibilidad de desarrollar cualquier trastorno en el futuro.

Por ello, ¿por qué no nos animamos a compartir nuestras preocupaciones con nuestros seres más queridos? Es decir, abrirnos con aquellas personas más cercanas, lo que nos permitirá verbalizar aquellos problemas que circulan constanemente por nuestra mente y, también, recibir otro punto de vista.

5 Practica ejercicio

El ejercicio contribuye a nuestro bienestar físico y mental "El ejercicio contribuye a nuestro bienestar físico y mental"

Practicar ejercicio es especialmente importante para nuestra salud física y mental. Si nos movemos un mínimo de tres veces por semana, tendremos la oportunidad de segregar una buena cantidad de endorfinas y serotonina, es decir, hormonas muy relacionadas con el bienestar mental.

Como todo el mundo sabe, 'mens sana in corpore sano'. Cuidarnos es fundamental para evitar que una mala situación en nuestra máquina biológica también se extienda a nuestra mente.

6 Una alimentación saludable

La alimentación es básica para nuestra salud mental "La alimentación es básica para nuestra salud mental"

El ejercicio es fundamental, así como seguir una alimentación saludable. Cuidar todo aquello que comemos nos permitirá regular nuestro organismo y que nuestros procesos cerebrales sean más positivos.

Es muy importante comer mucha fruta, verdura y alimentos ricos en fibra. Una buena opción de desayuno, por ejemplo, es seleccionar grano completo, como por ejemplo la avena.

Por otro lado, debemos alejarnos por completo de otros alimentos como los grasos o excesivamente azucarados. Con ello, mejorará nuestra salud física y, también, la mental con el paso de las semanas.

5 Problemas vs oportunidades

Nuestra forma de encarar los baches de la vida contribuye a nuestra salud "Nuestra forma de encarar los baches de la vida contribuye a nuestra salud"

La manera en la que afrontamos todo lo que nos sucede es fundamental. Intentar dejar de lado todos los bache de nuestra vida como problemas insuperables, para empezar a tratarlos como oportunidades que se presentan en nuestra trayectoria puede ayudar mucho.

Puede resultar una propuesta muy complicada, pero siempre es recomendable concederse unos minutos para analizar qué está sucediendo en nuestra vida y qué podemos extraer de ello para avanzar.

6 Dirigir nuestra vida en base a objetivos

Fijar objetivos en nuestra vida nos permite otorgar un significado a todo lo que nos sucede "Fijar objetivos en nuestra vida nos permite otorgar un significado a todo lo que nos sucede"

Es fundamental en la vida marcarse objetivos para garantizar ese progreso y, en cierta medida, para reencontrarnos con nosotros mismos: saber quiénes somos, hacia dónde vamos y qué queremos ser.

En este punto es especialmente recomendable aprender técnicas de organización con el objetivo de aprender a priorizar y preparar los recursos necesarios para afrontar cualquier tarea.

Anímate a fijarte una lista de metas a cumplir en un corto, medio y largo plazo. Gracias a ello podremos aclarar hacia dónde queremos ir para evitar distraernos con todos aquellos pensamientos improductivos que intentan desgastar nuestra salud.

7 Minimizar el consumo de alcohol, cannabis y otras drogas

Es altamente recomendable reducir al mínimo el consumo de alcohol, cannabis y otras sustancias "Es altamente recomendable reducir al mínimo el consumo de alcohol, cannabis y otras sustancias"

El consumo de drogas es uno de los principales desencadenantes de una enfermedad mental. Uno de los más destacados es el consumo de cannabis, un potente psicoactivo que puede originar enfermedades como la esquizofrenia o trastornos paranoides.

El alcohol también se vincula con enfermedades mentales, aunque la más relacionada es la depresión. Sin embargo, en este caso y al tratarse de una droga vendida sin grandes restricciones, hay mayor duda a la hora de establecer si el alcohol es causa o efecto. Muchas personas con trastornos ya definidos suelen caer en sus redes, con especial incidencia en ansiedad, depresión, esquizofrenia o trastorno bipolar.

Artículos recomendados

Comentarios