Buscar
Usuario

Vida

Descubre si eres adicto al cibersexo

La plataforma Salusex-Unisexsida permite diagnosticar y tratar la obsesión a consumir sexo en Internet.

Descubre si eres adicto al cibersexo

Una de cuada cuatro personas en España es propensa a desarrollar una severa adicción al cibersexo. Esta es la conclusión a la que ha llegado el estudio desarrollado por la plataforma digital Salusex-Unisexsida, destinada a evaluar y tratar este trastorno y otros problemas relacionados con la salud sexual. El coordinador de esta novedosa herramienta, Rafael Ballester, ha explicado a EFE cómo ésta permite realizar un primer diagnóstico y conocer si el perfil del usuario corresponde al de una persona obsesionada con mantener sexo de forma virtual.

La plataforma, creada por la Universitat Jaume I y la  Universitat de Valencia, hace posible que cualquier persona pueda conocer si su consumo de cibersexo corresponde únicamente a momentos de ocio o si, por el contrario, constituye un problema serio que requiere de tratmiento médico. La autoevaluación realizada por el usuario de Salusex-Unisexsida se contrasta posteriormente con una entrevista y en caso de que fuese necesario aplicar terapia, se podría realizardesde la propia plataforma a través de Internet.

Los resultados que arroja el estudio señalan que el número de personas propiamente adictas se mantiene aún bajo en España, ya que afecta tan solo al uno o dos por ciento de la población. Sin embargo, una de cada cuatro personas presentan un "perfil de riesgo" porque su consumo de este tipo de contenido se produce más allá de lo esporádico. Pero, ¿cuáles son los síntomas de una persona adicta al cibersexo?

El profesor Ballester aclara que, pese a la creencia popular, este tipo de adicción sí constituye un problema clínico grave ya que implica una serie de consecuencias graves que se extienden tanto al ámbito personal como al laboral. Una persona que presenta este tipo de trastorno llega a consumir sexo en Internet durante más de once horas semanales, lo que deriva en una obsesión por permancer continuamente conectado y en impulsos incontenibles que afectan gravemente a las relaciones interpersonales y sociales de las personas que lo padecen.

Los menores, los más afectados por la adicción al cibersexo

Adictos al cibersexo en España "Adictos al cibersexo en España "

Sin embargo, no todo el mundo presenta las mismas posibilidades de desarrollar adicción al cibersexo, ya que no es novedad que los hombres consumen mucha más pornografía que las mujeres y, por tanto, su consumo de sexo en Internet aumenta de forma exponencial.

La explicación, según Ballester, tiene que ver con la manera en la que ambos géneros disfrutan del sexo. Si bien a ellos les basta con el visionado de imágenes sexuales, ellas no se conforman con eso y prefieren interactuar en chats con personas que conozcan personalmente. En esta diferencia en el consumo de cibersexo, explica el experto, influye también el carácter machista del sexo, centrado especialmente en el disfrute de los hombres y en el que el papel de la mujer queda limitado al de objeto sexual. 

Pero el género no es el único factor que determina el riesgo a obsesionarse por el sexo virtual, sino que el estudio desarrollado por la plataforma indica que los casos de adicción muestran sus cifras más altas en hombres jóvenes entre 14 y 18 años. Este resultado no es casualidad, y es que en la actualidad, los menores empiezan a consumir pornografía a los once años de edad y uno de cada tres niños de entre 10 y 14 años visita estas páginas con frecuencia.

Por ello, cada vez son más las asociaciones defienden la implantación de una asignatura de educación sexual obligatoria en los colegios que enseñe a los adolescentes a discernir la ficción del porno del sexo real y mantener relaciones más sanas, además de prevenir la obsesión con el sexo virtual.

Artículos recomendados

Comentarios