Estos son los teléfonos denunciados por emitir radiaciones perjudiciales

Estos son los teléfonos denunciados por emitir radiaciones perjudiciales

Un grupo de científicos afirma que el uso de ciertos dispositivos móviles podría ponernos frente a un riesgo de cáncer o daños en el sistema nervioso.

Un grupo de usuarios ha demandado a Samsung y Apple ante un tribunal de California porque sus dispositivos han emitido niveles de radiación por encima de lo permitido.

Los denunciantes han indicado en su denuncia una lista de dispositivos que que emiten radiofrecuencias perjudiciales para salud, debido a sus altos niveles, superiores a los reglamentarios.

El diario Chicago Tribune quiso hacer referencia a este tipo de consecuencias en un estudio que publicaron recientemente, que también ha servido como prueba para constatar lo perjudicial que es llevar el teléfono en el bolsillo. Los demandantes han explicado que portar el dispositivo junto al cuerpo humano supone recibir ondas de radiofrecuencia que irradirían en niveles acrecentados cinco veces por encima de los normales.

Los límites establecidos por las autoridades sanitarias y la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense se sitúan actualmente en 1,6 vatios por kilogramo, mientras que la Unión Europea aumenta ese ratio en 2 vatios. Sin embargo, después de probar lo argumentado, los denunciantes no entienden cómo ambas marcas pudieron pasar las inspecciones de seguridad.

Los modelos de terminales que pondrían en peligro nuestra salud por su condición radiactiva en su uso son:

- Apple: iPhone X, iPhone 8; iPhone 7 Plus.

- Samsung: Galaxy S8; Note 8.

El uso de los dispositivos podría inducir el riesgo de contraer cáncer o problemas neuronales "El uso de los dispositivos podría inducir el riesgo de contraer cáncer o problemas neuronales"

Conscientes de la situación

Los denunciantes aseguran que las compañías americana y surcoarena estarían actuando de manera negligente, puesto que habían ignorado previamente las reclamaciones de sus usuarios. De esta manera, justifican un caso de "negligencia, ruptura de la garantía, fraude de consumo y enriquecimiento injusto" por parte de ambas marcas. Bien es sabido, las incontables ocasiones en las que ambas empresas han recibido quejas de los consumidores por determinadas polémicas surgidas en torno al uso de sus productos, ya sea por ciberseguridad o por atentar contra la propia integridad física del ser humano, debido a los componentes electrónicos y tecnológicos empleados en su fabricación.

Apple se defiende a las acusaciones alegando que los análisis que certifican la seguridad de sus dispositivos atiende a otro tipo de procedimientos, diferentes a los que la denuncia expone. Samsung, por su parte, comenta que sus smartphones "están testeados en línea con los mismos protocolos de prueba que se utilizan en toda la industria". Un portavoz de de la FCC, Neil Grace, ha querido salir al paso de la polémica creada y asegura que consideran seriamente "cualquier reclamo por incumplimiento de los estándares de exposición a radiofrecuencias", confirmando que probarán los teléfonos "para el cumplimiento de las normas" impuestas por la institución. 

La denuncia exige a las compañías que declaren el impacto real que sus dispositivos tienen en nosotros, así como que se hagan cargo de los "costes de monitorización médica" que las inspecciones de los consumidores deducen ante profesionales que determinen el estado de su salud. Por otro lado, no dejan aparte las "compensaciones y medidas cautelares" ante la posibilidad de haber contraído cáncer.

Una de las medidas para protegernos de la radiación es el uso de auriculares que nos mantengan alejados de la antena del dispositivo "Una de las medidas para protegernos de la radiación es el uso de auriculares que nos mantengan alejados de la antena del dispositivo"

Por otro lado contemplan la opción de que los usuarios de Samsung y Apple puedan ser víctimas de la radiación y presenten síntomas que afecten al sistema nervioso, como pérdidas de memoria, o incluso genéticos, en el aparato reproductor. Del mismo modo, aún no se conocen noticias o casos que demuestren que esto sea así, por lo que por el momento no hay víctimas conocidas que hayan sufrido los efectos dañinos mencionados, resultantes del uso de estas tecnologías. 

Algunas recomendaciones para evitar la exposición a estas ondas nocivas pasan por usar el altavoz del dispositivo durante una llamada, conocido como "manos libres", o los auriculares. Por otro lado, enviar más mensajes de texto y controlar el uso del celular a lo largo del día mantendré a nuestro cuerpo alejado de la antena del dispositivo, desde donde emana la presunta radiación.

Comentarios