La defensa de Bernardo Montoya pide su libertad después de que por error no se grabara su confesión

La defensa de Bernardo Montoya pide su libertad después de que por error no se grabara su confesión

El abogado defensor sostiene que la transcripción del audio perdido no es válida.

Miguel Rivera, el abogado defensor de Bernardo Montoya, en prisión preventiva acusado del asesinato de la joven zamoranaLaura Luelmo en El Campillo (Huelva) el pasado diciembre, pedirá la puesta en libertad de su cliente tras darse a conocer que el juzgado no cuenta con el audio de su confesión. Ocurrió durante la apertura del juicio, cuando se desveló que un error técnico impidió que se grabara al acusado reconociendo haber sido el autor del crimen ante el juzgado.

A pesar de que la secretaria judicial cuenta con la transcripciónde dicha confesión, la defensa considera que no es válida. La falta de conexión del cable de audio al equipo informático fue lo que impidió que se grabara esa primera declaración que Montoya realizó ante el Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino (Huelva), en la que reconoció haber matado a la maestra de 26 años.

En esa primera declaración que no quedó grabada, Montoya reconocía haber abordado por sorpresa a la joven a las puertas de su casa en el pueblo y haberla golpeado hasta dejarla inconsciente para, posteriormente, llevarla a un paraje y abusar sexualmente de ella; fue más tarde, cuando se percató de que aún vivía y sufría, cuando acabó con su vida valiéndose de una piedra.

Rivera sostiene que "las transcripciones no son válidas"

Bernardo Montoya se encuentra en prisión por el asesinato de Laura Luelmo "Bernardo Montoya se encuentra en prisión por el asesinato de Laura Luelmo"

Aunque la Fiscalía asegura que esto no supone ningún problema porque disponen de la transcripción por parte de la secretaria judicial, que tiene la misma validez, Rivera sostiene que desde que es posible contar con la testifical en soporte informático de audio y vídeo, "las transcripciones no son válidas".

Aferrado a este fallo informático, considera que en el caso de Montoya "no se han cumplido" las garantías judiciales a las que tiene derecho como procesado y pide su puesta en libertad. Así lo hará ante el juzgado instructor, afianzando su petición en base a informes del Consejo General del Poder Judicial, resoluciones del Tribunal Supremo y la propia Constitución, y que todo quede "debidamente justificado".

Comentarios