Déborah Fernández: La otra posible víctima que dejó 'El Chicle' en el año 2002

Déborah Fernández: La otra posible víctima que dejó 'El Chicle' en el año 2002

La joven cuenta con el mismo perfil que Diana Quer y murió en circunstancias similares.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 11 Enero 2018 10:41

La Guardia Civil sospecha que 'El Chicle' cuenta con un perfil reincidente. No cuadra que tras abusar de su cuñada en 2005, matar a Diana Quer e intentar repetir los hechos dos años después, el acusado no haya cometido ningún otro acto de estas características.

Las autoridades han puesto su lupa en cinco casos concretos, acontecidos en extrañas circunstancias y en un ratio geográfico cercano al campo de actuación del asesino confeso de Diana Quer.

El perfil de las víctimas de José Enrique Abuín se corresponde con mujeres altas, delgadas y morenas. En ese estereotipo encaja a la perfección Déborah Fernández-Cervera, una joven cuyo cadáver apareció el 10 de mayo de 2002 en una cuneta de O Rosal.

La joven murió en unas circunstancias similares a las de Diana Quer "La joven murió en unas circunstancias similares a las de Diana Quer"

Déborah había desaparecido diez días antes cuando hacía deporte en la localidad de Samil (Vigo) y su fallecimiento no se esclareció en ningún momento. La familia de la joven, ahora, ha solicitado que se reabra su caso al sospechar de que 'El Chicle' pudo ser causante de su fallecimiento.

"Por lo menos queremos despejar dudas", ha declarado la familia de la joven tras conocer que las autoridades tienen la intención de investigar todas las posibles causas relacionadas con el detenido.

La familia ha señalado que quiere "quemar todos los cartuchos disponibles, o al menos descartar cualquier posibilidad", y ha recordado que la joven desapareció cuando caminaba sola por una zona poco transitada. Una circunstancia que remite al asesinato de Diana Quer.

Según afirmaron los propios investigadores, el cuerpo de la víctima había permanecido durante varios días en una máquina congeladora y había muerto por asfixia. También se descartó la agresión sexual. El caso fue finalmente archivado en 2010.

"Sigue habiendo un asesino suelto tras una investigación nefasta"

La familia nunca perdió las esperanzas de encontrar al asesino de su hija "La familia nunca perdió las esperanzas de encontrar al asesino de su hija"

La familia de Déborah también ha aprovechado para cargar contra los investigadores de la Policía Nacional por una investigación que consideran "nefasta". Unas palabras que siguen la línea del padre de Marta del Castillo, tras denunciar que los agentes "solo hayan conseguido una declaración en nueve años de investigaciones".

La familia ha reclamado una reforma del sistema español, ya que consideran que se debería imputar a cualquier persona en el momento en el que existen "indicios suficientes".

También han criticado que Galicia "es un punto negro" en el que se han sucedido muchos casos similares sin que las autoridades hayan conseguido atrapar a los responsables. 

Comentarios