Buscar
Usuario

Política

"Dar alas al fascismo": la importante reflexión de Jorge Javier Vázquez para proteger la democracia

El presentador está firmemente comprometido en no dar voz a ideas fascistas por el peligro que suponen para la democracia.

"Dar alas al fascismo": la importante reflexión de Jorge Javier Vázquez para proteger la democracia

España ha cambiado en los últimos años. Y podría decirse que ha cambiado para mal. Tras poco más de cuarenta años de democracia, la extrema derecha irrumpió en el Congreso tras las elecciones del 28 de abril de 2019 con 24 escaños y más de dos millones y medio de votos. La repetición electoral del 10 de noviembre dejó un panorama más desolador, convirtiendo a VOX en tercera fuerza parlamentaria con 53 escaños y más de tres millones y medio de votantes.

Podríamos señalar a sus votantes como únicos culpables del auge de la extrema derecha, pero eso sería hacer un análisis demasiado pobre. La responsabilidad es de todos, desde el resto de partidos políticos a los medios de comunicación, que han dado alas a peligrosos discursos presentándolos como válidos en el nombre de una mal entendida democracia.

Posicionarse en contra del fascismo es uno de los principales deberes democráticos. Basta con hacer un repaso a la historia del siglo XX para descubrir que la democracia no puede abrirle la puerta al fascismo como si este fuese válido. No sería la primera vez que el fascismo se aprovecha de las benevolencias (e imperfecciones) de la democracia para desmontarla.

Democrático y antidemocrático

En las últimas semanas se ha abierto un debate en torno a esta cuestión. Ya se había lanzado con anterioridad, pero esta vez está calando de una manera más profunda por lo mediático del perfil del que ha lanzado esta reflexión: Jorge Javier Vázquez.

El presentador de 'Sálvame' es uno de los rostros más populares de la televisión. A diario se cuela en millones de casas y, guste más o menos el contenido de su programa, ha adquirido una relevancia a tener en cuenta. La televisión tiene mucho poder y hasta de espacios del corazón aprendemos sin darnos cuenta.

Vázquez nunca se ha cortado a la hora de parar los pies a cualquier discurso extraido de VOX que ha tratado de colar algún colaborador o invitado. Mítico fue aquel "este programa es de rojos y de maricones". Pese a lo frívola y simplista de aquella declaración, el último alegato del presentador ha sabido darle valor a su idea.

Todo comenzó con el encontronazo entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban en el regreso de esta al plató de 'Sábado Deluxe' tras varios meses sin pisarlo debido al coronavirus. Su enfado ha dado pie a que desde el diario 'Sálvame' organicen una especie de cumbre para que firmaran la paz. Es entonces cuando el catalán ha podido expresar su compromiso.

En mitad del debate sobre que todas las ideas son válidas, Vázquez fue claro: "Estáis confundiendo la libertad con dar alas al fascimo. ¿Nos os dais cuenta de que es un discurso antidemocrático". "Antidemocrático es que no se deje hablar a alguien que piense de otra manera", apuntó Gema López, una de las tertulianas del espacio. "A alguien que esté con discursos racistas, machistas y homófobos, evidentemente", respondió él desde su púlpito.

En nombre de la democracia y de la libertad de expresión no se puede tolerar ni respetar el fascismo. Es una trampa que pone en peligro la convivencia y que atenta directamente contra los derechos y libertades. Porque el fascimo es enemigo de la democracia. 

Pero esto no es algo que haya lanzado Jorge Javier Vázquez de manera gratuita. David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo, también ha puesto en valor lo fundamental que resulta el colocarse frente al fascismo: "Nunca como en este momento debemos reafirmar los valores del antifascismo. Es en esos valores donde está la semilla de la tolerancia, la solidaridad, el progreso para todos y no para unos pocos".

La responsabilidad de los medios de comunicación

En España, por desgracia, se equipara el fascismo y el antifascismo, siendo entendido el segundo como un principio similar al primero pero desde el otro lado del tablero, desde la extrema izquierda. Nada más lejos de la realidad. ¿Es acaso de extrema izquierda el presidente del Parlamento Europeo? El antifascismo es uno de los principios sobre los que se deben sustentar las sociedades democráticas.

En sociedades democráticas todos tenemos la responsibilidad de no hacer más grandes los gérmenes fascistas. Sin embargo, en los últimos años no ha sucedido así en España. Partidos políticos como PP y Ciudadanos han legitimado un partido de extrema derecha que, de no tener representación parlamentaria, ha escalado hasta la tercera fuerza.

Pero en este problema los medios de comunicación también han tenido su parte. Y Jorge Javier Vázquez también ha reflexionado al respecto: "Son fascismo puro y duro y voy a intentar por todos los medios que jamás tengan voz en este programa. Es un error que los programas de televisión inviten a periodistas y tertulianos que los apoyan y les dan voz. Es un grandísimo error. No lo podemos tolerar".

En los últimos tiempos son multitud los programas de televisión en los que hemos visto a representantes de VOX o periodistas y tertulianos que apoyan a esta formación ultra. Y son presentados como participantes válidos, equiparándolos con el resto de ideas democráticas. El fascismo es antidemocrático y como tal se debe tratar. Los medios de comunicación tienen una responsabilidad, por lo que deberían hacer una reflexión al respecto para evitar que el odio siga creciendo. Para que no tengamos que arrepentirnos cuando ya sea demasiado tarde. 

Artículos recomendados

Comentarios