Buscar
Usuario

Vida

Crean un cóctel inspirado en la menstruación (con tampón incluido) y se desata la polémica

Un euro de cada venta del cóctel será donado a un centro de acogida de mujeres.

Crean un cóctel inspirado en la menstruación (con tampón incluido) y se desata la polémica

Mucha gente se siente atraída por las bebidas dulzonas de colores llamativos, servidas con frutas y adornadas con una sombrilla. Existen bares especializados en hacer cócteles de todo tipo, y cuanto más extraños, mejor. Son muchas las mezclas que resultan de color rojo después de mezclar el alcohol con zumos o siropes de frutos rojos, e incluso las mismas frutas para darle un sabor especial: grosellas, frambuesas, fresas... 

En un bar de Lakewood, Ohio, han llevado esta creatividad al extremo y han reinterpretado el típico cóctel Margarita dándole un significado completamente diferente: un cóctel inspirado en el periodo menstrual. 

La idea la tuvieron en el local Yuzu y han llamado a la mezcla Even Can't Literally (No puedo, literalmente). En su original interpretación del mítico margarita, le han añadido frutos rojos a modo de "sangre" menstrual. Además, para rematar, el cóctel viene adornado con un tampón a modo de sombrilla. 

Polémico cóctel

El cóctel de la menstruación "El cóctel de la menstruación"

Las reacciones al polémico cóctel no han tardado en multiplicarse. Y no todas han sido precisamente buenas. Desde el local, los creativos propietarios han asegurado que el cóctel se ha creado por una buena causa. De hecho, un dólar de cada venta de esta consumición será donado a un centro de acogida para mujeres. 

Pero a pesar de las buenas intenciones, las críticas en las redes sociales no han tardado en llegar. Han sido muchos los clientes que han calificado la idea como "repulsiva", "misógina" e "irrespetuosa". Algún usuario ha expresado su opinión así: "No pensaba que fuese posible, pero habéis conseguido coger una causa benéfica para las mujeres y aún así, degradar sus funciones biológicas riéndoos de ello con una bebida". 

Una clienta del bar ha comentado en su muro de Facebook: "Podríais haber donado esos tampones al refugio de mujeres, porque seguro que necesitan tampones". En este sentido, ella se ha querido hacer eco del "desperdicio" de tampones que se van a utilizar como adorno en los cócteles. Todo ello sin contar que los tampones y los materiales que los componen no cumplen precisamente los requisitos de seguridad alimentaria. 

Sarah Krueger, la camarera del bar que ha tenido la idea del cóctel, ha comentado que su intención era principalmente concienciar acerca de la realidad de la salud femenina. Con ello quería permitir que los clientes pudieran elegir si querían usar el tampón en la bebida, o donarlo. Pero su idea no ha llegado a convencer a sus clientes. De hecho, muchos de ellos han amenzado con no volver al local. 

Artículos recomendados

Comentarios