Buscar
Usuario

Noticias

Condenado a 19 años de cárcel por abusar de sus dos hijas y mostrarles contenidos de adultos

El juez, además, le impone el pago de una indemnización a cada una de las víctimas de 40.000 euros por los daños morales sufridos.

Condenado a 19 años de cárcel por abusar de sus dos hijas y mostrarles contenidos de adultos

La Audiencia de Málaga ha condenado a 19 años y ocho meses de cárcel a un hombre por abusar sexualmente de sus dos hijas durante dos años y mostrarles pornografía cuando convivían con él tras recuperar el régimen de visitas una vez que salió de la cárcel. Además, se le impone el pago de una indemnización a cada una de las víctimas de 40.000 euros por los daños morales sufridos.

Según se declara probado en la sentencia de la Sección Novena de la Audiencia de Málaga, entre 2011 y 2013, el procesado retomó tras salir de prisión las visitas con sus hijas, entonces con 11 y 12 años, fines de semana alternos y períodos vacacionales, conviviendo en una vivienda en Málaga capital.

La resolución señala que, entre esos años, el procesado "realizó en multitud de ocasiones actos atentatorios contra la libertad sexual de sus hijas", que eran menores de edad, "a las que efectuaba de manera habitual tocamientos", relatando algunos episodios en los que violó a una de sus hijas, según recoge la sentencia.

Además, la metía en un cuarto que estaba cerrado con llave para ponerle vídeos pornográficos "cuyas escenas reproducía posteriormente con ella", dice la sentencia; llegando a grabar en ocasiones dichas prácticas. El hombre realizaba los mismos hechos con la otra hija, que entonces tenía 11 años.

Condenado

Para la Sala, se trata de dos delitos continuados de abusos sexuales con prevalimiento de una situación de parentesco, por los que le condena a 18 años de cárcel en total; y otros dos de exhibicionismo y provocación sexual, por el que se le impone 11 y nueve meses de prisión, respectivamente.

El acusado negó los hechos, no encontrando explicación a que las niñas lo hayan denunciado, según él, "en falso", ya que la relación con ellas "era cordial", afirmaba. Frente a ello, están las declaraciones de las víctimas, que son "totalmente creíbles" y "sin contradicciones destacables" para el Tribunal, que incide en "la verosimilitud" de los testimonios, en algunos momentos "desgarradores".

Además, indica que "existen corroboraciones periféricas que vinieron a avalarlos", dice la Sala, que apunta a que la prueba que se ha analizado en el juicio "es suficiente para que se declaren probados los hechos imputados por el ministerio fiscal, no teniendo el Tribunal ninguna duda de que realmente ocurrieron".

Además de la pena de prisión y el pago de una indemnización a cada una de las hijas, se le impone una pena de libertad vigilada durante ocho años y la prohibición de aproximarse a las víctimas en cualquier lugar en el que estén, así como comunicarse con ellas por cualquier medio durante 14 años.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar