Buscar
Usuario

Ciencia

Comer patatas fritas dos veces a la semana puede matarte, según la ciencia

Un grupo internacional de científicos ha concluido, tras meses de estudio, que es mejor cocer una patata que freírla.

Uno de los placeres de la vida: comerse una buena y rica patata. Nos encantan. No hay nada como coger una buena bolsa del tubérculo en su versión frita, apretar un poco el envase y escuchar ese sonido que anticipa  todo los crujiente que se esconde bajo esas paredes de plástico. Mmmmm.... 

No hay nada como comerse una buena patata

Te está gustando, ¿verdad?.... ¿Eh?... Pues... ¡Error! Hay que tener mucho cuidado, porque ya sean de bolsa o del McDonald's, las patatas fritas pueden... asesinarte. Tal cual: una patata frita tiene más peligro que una piraña en un bidé. Y no lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Así que presta un poco de atención, porque quizás te interesa. O no.

Según un estudio científico elaborado por varios expertos de Estados Unidos, Italia, Reino Unido y España (que no digan que la ciencia no progresa en el país ibérico), comer dos veces por semana un buen plato de patatas puede ser completamente mortal. Tal cual. 

Una patata asesina

Los resultados llegaron después de analizar a 4.440 voluntarios, a los cuales pagaron por estar comiendo patatas durante meses y acabar con la misma cintura que la Chon Gorda. Tras meses y meses, los científicos llegaron a una conclusión: comer patatas fritas dos o más veces por semana duplica las posibilidades de una muerte prematura.

Después de todo, os preguntaréis: ¿Por qué no puedo hincharme a patatas fritas tranquilamente? Los expertos afirman que todo sucede porque estos alimentos poseen un bajo aporte nutricional, demasiadas calorías y sodio que, sumado a la fritura y a sus aportes de grasas trans, precipitan enfermedades como la hipertensión o los problemas cardiovasculares.

Conclusión: que si te pones a comer como 'la moñoño', puedes acabar con problemas de salud. Después de este descubrimiento, nos hallamos con los pelos de punta:

Que emocion

Eso sí, las patatas no son tan asesinas como crees. También tienen su parte adorable. Si en vez de freirlas con grasas trans y poco saludables, nos ponemos a cocerlas en rica agua, conseguiremos beneficiarnos de algunos de sus nutrientes, como los hidratos de carbono.

Sí, cocer una patata es mucho más sano que freírla. Sabemos que no habíais llegado jamás a esta conclusión y que lo estáis celebrando, pero se nos han agotado los gifs de aplausos.

Después de todo esto, lo importante es que comas con moderación, que sigas una dieta saludable (en la que primen las frutas y verduras y abandones los alimentos procesados) y realices mucho ejercicio. Es un pequeño esfuerzo que aportará una recompensa muy valiosa.

Artículos recomendados

Comentarios