Un colegio católico concertado de Madrid obliga a sus alumnas a vestir falda: "Están incómodas"

Un colegio católico concertado de Madrid obliga a sus alumnas a vestir falda: "Están incómodas"

"Nos sentimos observadas, no puedes correr como cualquier niño en el patio, la falda se sube si hace aire, en invierno pasas frío", denuncian.

El colegio católico concertado Santa María de la Hispanidad de Madrid, un centro subvencionado con fondos públicos, ha afrontado la recogida de firmas de 400 alumnos por prohibir el uso de pantalones a las niñas que acuden a diario a sus aulas.

La dirección del centro se comprometió a estudiar la propuesta en el Consejo Escolar, que finalmente ha rechazado ofrecer la posibilidad de que las alumnas acudan al centro sin vestir diariamente una falda.

"Nos sentimos incómodas, observadas, muchas chicas tienen complejos, no puedes correr como cualquier niño en el patio, la falda se sube si hace aire, en invierno pasas frío...", son algunos de los argumentos que se esgrimían en la carta enviada a las autoridades escolares, según recoge la Cadena SER.

El único gesto que ha tenido la dirección del centro ha sido el de renovar los uniformes añadiendo cuatro prendas nuevas: sudadera de manga larga, polo de manga larga, parka y falda-pantalón para las alumnas. Señalan, eso sí, que solo es una opción. Sin embargo, la prenda tampoco protege las piernas de las pequeñas, sobre todo en pleno invierno.

Fachada del colegio Santa María de la Hispanidad | Google Maps "Fachada del colegio Santa María de la Hispanidad | Google Maps"

Ante las críticas de los familiares de los alumnos, el colegio Santa María de la Hispanidad ha asegurado que estudiará una nueva revisión del uniforme femenino cuando bajen las temperaturas, aunque hay poca confianza en ello: "Este colegio no lo va a cambiar realmente, a futuro nunca se sabe, pero como no se legisle en este sentio el centro no va a incluir un pantalón largo para las chicas", ha declarado la madre de una alumna al citado medio.

Suben el precio del uniforme, que ahora solo se puede comprar en el colegio

El cambio de uniforme que se produce en medio de las críticas también tiene una contraprestación: sube de precio y solo se puede comprar en el colegio, por lo que no hay otra opción para las familias que afrontan la cuesta de septiembre.

La dirección del centro ha diseñado ahora los uniformes con el logo del colegio bordado en las prendas, por lo que no cabe otro recurso. La falda, por ejemplo, cuesta 40 euros y no hay que olvidar que las prendas tienen una vida limitada por el crecimiento de los pequeños.

Los padres también han criticado este cambio, puesto que anteriormente recurrían a tiendas como hipermercados donde podían adquirir esas vestimentas por unos importes muy inferiores.

Comentarios