Todas las veces que Ciudadanos ha instrumentalizado al colectivo LGTBI

Todas las veces que Ciudadanos ha instrumentalizado al colectivo LGTBI

Los de Albert Rivera no han dudado en utilizar al colectivo LGTBI en función de sus intereses o para blanquear su imagen.

Si de algo se le ha acusado a Ciudadanos es de no tener claro en qué parte del tablero situarse. La contradicción en su discurso parece ser la norma cuando asegura o veta ciertas ideas para, con el paso del tiempo, hacer lo contrario. De esta manera, ha podido pactar con la izquierda o con la derechaen función de sus intereses. Porque el partido naranja siempre ha evitado definirse enarbolando la bandera (son muy de banderas) del centro, pese a que, poco a poco, han acabado por situarse. Así, aunque les da miedo reconocerlo, hoy en día nadie duda de que se trata de un partido de derechas.

Con la derecha tan fragmentada en nuestro país, algo que, históricamente, siempre ha sido el gran problema de la izquierda, Ciudadanos trata de diferenciarse adoptando un discurso más moderado. El objetivo es parecer más modernos, no resultar tan conservadores a ojos de la ciudadanía. De esta manera, han abrazado causas sociales que la derecha tradicional siempre ha rechazado, como es la lucha del colectivo LGTBI que los naranjas pretenden encabezar.

Que los partidos se sumen a causas que defienden la libertad y la igualdad es motivo de celebración, sin embargo, deja de serlo cuando detrás se esconde una instrumentalización de dicha causa. Y eso precisamente es lo que ha hecho Ciudadanos con el colectivo LGTBI en numerosas ocasiones, al que ha convertido en moneda de cambio según su propio interés.

Llamar matrimonio a una unión homosexual general tensiones innecesarias y evitables

Cabe recordar que en 2006 Albert Rivera, líder de la formación naranja, dejó clara su postura sobre el matrimonio igualitario en una entrevista para Dos Manzanas: "Llamar matrimonio a una unión homosexual general tensiones innecesarias y evitables". Llama la atención que una persona que defendía esa tesis ahora pretenda abanderar la lucha. Desde Los Replicantes nos congratula ver que un líder político ha evolucionado en sus ideas, pero también tenemos que señalar las veces que el partido de Albert Rivera se ha reído ha utilizado al colectivo LGTBI sin ningún tipo de pudor.

1 Gestacion subrogada

Albert Rivera, encabezando la marcha de las familias por gestación subrogada en el Orgullo LGTBI "Albert Rivera, encabezando la marcha de las familias por gestación subrogada en el Orgullo LGTBI"

Solo hay un partido en España quedefienda la gestación subrogada y ese es Ciudadanos. Los naranjas han hecho de esta cuestión una de sus principales bazas electorales a pesar del intenso debate que ello despierta. Asociaciones feministas se han posicionado claramente en contra al considerar que los también llamados "vientres de alquiler" lo único que hacen es mercantilizar los cuerpos de las mujeres y su capacidad reproductiva. Que parejas con buena situación económica recurra a mujeres sin recursos para gestar un bebé, con el consiguiente dineral que se llevan las empresas intermediarias, presenta un debate ético que Ciudadanos pretende sortear apostando por la gestación subrogada altruista.

Para ganar adeptos a su causa, Ciudadanos ha pretendido asociar esta lucha al colectivo LGTBI, especialmente a las parejas gays. "Es una vía para formar una familia LGTBI en un país democrático", defendió Albert Rivera en 'laSexta Noche'. Sin embargo, en el seno del propio colectivo no hay una postura clara respecto a este debate, pese a que el político catalán ya parece haber tomado la decisión por ellos. Olvida, además, que la gran mayoría de las parejas que recurren a la gestación subrogada son parejas heterosexuales, pero queda mejor ondear la bandera del arcoíris para justificar su postura.

2 Toni Cantó e Israel

Para entender el conflicto entre Palestina e Israel poco tiene que ver la lucha del colectivo LGTBI. Pero para Ciudadanos todo vale. Durante la 33ª Gala de los Goya, Carles Bover Martínez y Julio Pérez del Campo subieron al escenario para recibir el premio a mejor cortometraje documental por 'Gaza', aprovechando el momento para lanzar una crítica contra Israel. Esto no gustó nada a Toni Cantó, actor y diputado de la formación naranja, que utilizó al colectivo LGTBI sin venir a cuento. "A mí se me escapa por qué mis compañeros de profesión aplauden un boicot al único país de la zona que respeta los derechos de las mujeres y la comunidad LGTBI", compartió a través de Twitter.

Lo que Cantó olvida es que no basta con respetar los derechos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales si se están vulnerando los derechos de una parte de la población, en este caso la palestina. Porque por muy gayfriendly que se presente ante la comunidad internacional, por muy respetuoso que se sea ante la diverisdad sexual, esto no te exime de responsabilidad a la hora de respetar los derechos humanos, vulnerados en la franja de Gaza. Al lavado de cara que lleva a cabo Ciudadanos se le denomina pinkwashing.

3 Manifestación de Colón

Albert Rivera, durante la manifestación de Colón, posando estratégicamente con banderas LGTBI "Albert Rivera, durante la manifestación de Colón, posando estratégicamente con banderas LGTBI"

A pesar de tener miedo de definirse como un partido de derechas, Ciudadanos se bautizó a la grande de la mano del Partido Popular y de VOX. Las tres formaciones convocaron el pasado 10 de feberero una manifestación en Colón en contra del Gobierno de Pedro Sánchez bajo el lema "¡Por una España unida! ¡Elecciones ya!". Después de los pactos de Andalucía que llevaron al gobierno de la Junta al PP con el apoyo de los naranjas y de la ultraderecha, la concentración celebrada en Madrid sirvió para confirmar la formación de un bloque de derechas dando la bienvenida a los de Santiago Abascal.

La fotografía, sin duda, incomodaba a Albert Rivera. Las 45.000 personas asistentes a la manifestación tiñeron de rojigualda la plaza de Colón, por lo que Ciudadanos decidió, de nuevo, utilizar al colectivo LGTBI para blanquear que van de la mano con la extrema derecha. Así, durante las palabras de Rivera ante los medios de comunicación, situaron tras el político dos banderas arcoíris entre una del colectivo trans, con la clara intención de que el momento fuera captado por las cámaras de televisión. La estrategia se terció más repugnante cuando, para acabar el acto, Albert Rivera posó junto a Santiago Abascal, líder de VOX, cuyo discurso de odio abarca desde la derogación del matrimonio igualitario a expulsar a las personas trans de la sanidad pública. Eso sí, para este momento no llevó ninguna bandera LGTBI. 

4 Orgullo LGTBI, fiesta de interés turístico

Begoña Villacís, Albert Rivera e Ignacio Aguado, durante la manifestación del Orgullo LGTBI "Begoña Villacís, Albert Rivera e Ignacio Aguado, durante la manifestación del Orgullo LGTBI"

Después de las críticas recibidas por la utilización que hicieron de los símbolos del colectivo LGTBI durante la manifestación de Colón a la que acudieron de la mano de la extrema derecha, los naranjas intentaron hacer un guiño al colectivo LGTBI, pero el tiro le salió por la culata. El grupo parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid registró una Proposición No de Ley para declarar el Orgulo LGTBI de la capital como Fiesta de Interés Turístico Regional

Los de Albert Rivera se quedaron solos. Durante la Asamblea en la que se debatió esta cuestión, Eduardo Fernández Rubiño, diputado de Podemos, dio un repaso a Ciudadanos dejándoles claro que con esta iniciativa lo único que hacen es "desvirtuar el carácter reivindicativo" del Orgullo reduciéndolo a un "reclamo turístico". "No es una fiesta en la que hacer negocio", sentenció. Carla Antonelli, diputada socialista, recordó también que ni siquiera tuvieron el decoro de consultar a los organizadores, que rechazaron la iniciativa. Por suerte, no salió adelante.

Habrá que esperar para ver qué ocurre durante el próximo Orgullo LGTBI. Ciudadanos suele encabezar la manifestación, en la que sacan una carroza a la que se suben Albert Rivera y otros políticos del partido. Hasta ahora han despertado abucheos, veremos si, después de abrazar a la extrema derecha, se les retira la invitación a lo que para ellos es una "fiesta de interés turístico".

Comentarios