Cifuentes cree que va a tener "dificultades para empezar una nueva vida"

Cifuentes cree que va a tener "dificultades para empezar una nueva vida"

La expresidenta siente que su partido le ha traicionado y no quiere volver a trabajar como funcionaria en la Universidad Complutense.

El pasado martes 8 de mayo Cristina Cifuentes decidió dejar la política de manera definitiva al entregar su acta de diputada de la Asamblea de Madrid. La expresidenta madrileña no pudo cumplir su objetivo de seguir cuatro años más al mando de la Comunidad de Madrid, ya que en menos de un mes su carrera política se cuestionó tras conocer que supuestamente obtuvo un máster en Derecho autonómico de manera irregular. En mitad de esta crisis, se sumó un vídeo captado por las cámaras de seguridad de un Eroski en el que aparecía robando cremas, lo que finalmente desembocó en un dimisión inmediata.

Cifuentes ha perdido los tres cargos que ostentaba y, ante esta situación tan crítica, la expresidenta regional deberá comenzar una etapa completamente distinta. Sin embargo, la exlíder regional ha confesado a su círculo más cercano que cree que va a contar con "dificultades para empezar" esa nueva vida "sin sueldo, sin trabajo y sin reputación". Y es que la expolítica del PP es funcionaria técnica de la Universidad Complutense de Madrid, pero para volver a su puesto tiene que solicitarlo en menos de un mes aunque según informa El Español. Por ello, esta posibilidad no se sitúa entre sus primeras opciones. 

Cristina Cifuentes durante su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid "Cristina Cifuentes durante su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid"

Cifuentes también podría haber ocupado un puesto en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, organismo en donde trabajaban todos sus antecesores menos Esperanza Aguirre, pero ella misma lo eliminó con las políticas de "tolerancia cero contra la corrupción" que promulgó. La eliminación de este organismo fue una de las medidas que Ciudadanos le exigió para darle su apoyo en la investidura como presidenta de la región, algo que ella aceptó. De esta manera, Cifuentes pierde la opción de recibir un salario de 8.500 euros al mes, de tener un coche oficial, secretariado y un despacho. 

Ángel Garrido, su gran amigo

Cifuentes dimitió como presidenta de la Comunidad y del PP madrileño. Tras tomar esta decisión, optó por retirarse del foco mediático, se marchó una semana a Alemania y también visitó Austria.  El viaje se produjo durante el emblemático 2 de mayo, fecha en la que aseguró que dimitiría antes de la divulgación del vídeo del robo de cremas. Mientras ella se encontraba en Munich, su sucesor Ángel Garrido, quien fue su mano derecha durante su gobierno y también un gran amigo, presidió el acto que conmemoraba el levantamiento de los madrileños frente a los franceses y pronunció el discurso que ella habría dado. 

Ángel Garrido es el sucesor de Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid "Ángel Garrido es el sucesor de Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid"

Sin embargo, a pesar de que Garrido ha sido su mano derecha Cifuentes, no ha esperado a votarle en el acto de investidura que se celebrará la semana que viene. El  futuro presidente con los votos a favor de Ciudadanos, estará al frente de la Comunidad hasta las elecciones de 2019. Dentro del propio partido están satisfechos con la dimisión de Cifuentes, pero ella siente que le han traicionado, ya que ha dedicado toda su carrera al PP. Ahora nadie parece apoyarle, con la única excepción de la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal. 

Por el momento, el futuro de la expresidenta es incierto. Pero está claro que se siente sola y le va a ser muy difícil dejar atrás el caso del máster y el robo de las cremas. 

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados