Buscar
Usuario

Ciencia

¿La fecha de tu muerte? La ciencia descubre una técnica que desvela cuántos años te quedan

Un equipo de la Facultad de Medicina de Harvard desvela una técnica que avanza nuestro futuro estado de salud y nuestra esperanza de vida particular.

¿La fecha de tu muerte? La ciencia descubre una técnica que desvela cuántos años te quedan

El instinto de supervivencia, inherente a nuestra condición de seres vivos, ha sido fundamental para que nos planteemos cuánto tiempo nos queda de vida o cuál será el estado de nuestra salud en el futuro.

La ciencia no se mantiene ajena a este tipo de cuestiones vitales y, por ello, busca técnicas que permitan resolver este tipo de cuestiones que, sin duda, pueden ser importantes para futuros avances científicos.

Pero el último descubrimiento en este sentido puede ser determinante. Ahora, un equipo de científicos de la Facultad de Medicina de Harvard, liderado por el biólogo computacional Braden Tierny, parece haber encontrado respuestas importantes.

El descubrimiento de este grupo de expertos es importante: nuestro 'microbioma', el genoma combinado de los microbios que viven en nuestros cuerpos es capaz, también, de predecir cuál será el estado futuro de nuestra salud e, incluso, predecir las probabilidades de morir en los próximos 15 años. El descubrimiento se ha publicado en dos estudios diferentes en bioRxiv y medRxiv.

El microbioma, las bacterias que viven en nuestro organismo, pueden aportar muchos datos sobre nuestra salud y esperanza de vida "El microbioma, las bacterias que viven en nuestro organismo, pueden aportar muchos datos sobre nuestra salud y esperanza de vida"

El segundo estudio publicado ha observado el vínculo existente entre el microbioma de una persona y su esperanza de vida. Para ello, los expertos utilizaron también los datos de un estudio finlandéz que ha recopilado datos de salud de miles de participantes desde el año 1972.

Uno de los datos extraídos se corresponde con el análisis de las heces. En este sentido, utilizaron los datos de 2002 cuando los participantes donaron muestras que fueron secuenciadas 15 años después.

En ellas se ha observado que, por ejemplo, las personas que tienen un exceso de bacterias Enterobacteriaceae en sus heces, unos microorganismos potencialmente infecciosos que incluyen la Escherichia coli y la Salmonella, tenían un 15% de posibilidades más altas de morir en los próximos 15 años.

Predicción de enfermedades y del estado futuro de nuestra salud

Durante el primer estudio publicado, los investigadores compararon las capacidades predictivas del microbioma humano con las variantes genómicas humanas en 13 enfermedades comunes. Con este análisis, los investigadores pudieron llegar a la conclusión que el citado microbioma aporta más información valiosa sobre estos asuntos que la genética humana en la predicción del fenotipo del huésped.

Con ello, los expertos señalan en el estudio: "Nuestros resultados, aunque preliminares y centrados en un subconjunto de la totalidad de las enfermedades, demuestran la capacidad predictiva del microbioma, lo que indica que puede superar a la genética humana en la discriminación de casos y controles de enfermedades humanas".

Las bacterias que habitan en nuestro cuerpo son más permables a nuestros hábitos de vida y factores ambientales "Las bacterias que habitan en nuestro cuerpo son más permables a nuestros hábitos de vida y factores ambientales"

Los expertos utilizaron el genoma y el bioma para analizar su relación con 13 enfermedades comunes como la esquizofrenia, la hipertensión o el asma. El origen de ellas es complejo, puesto que su desarrollo es multifactorial e incluye causas físicas pero también medioambientales.

El resultado dejó a todos con la boca abierta. La firma genética de los microbios intestinales fue un 20% más efectiva a la hora de discriminar entre una persona sana y una enferma con mayor efectividad que el genoma. El dato se disparó hasta el 50% en el caso del cáncer colorrectal, lo que incluye una clara vía preventiva. El único trastorno donde el genoma superó la fiabilidad fue uno: la diabetes tipo 1.

¿Cuál es el motivo? Es muy sencillo: mientras que el genoma es menos permeable a factores medioambientales; el microbioma se ve expuesto constantemente a nuestros hábitos de vida o situaciones particulares. De ahí que se convierta en una fuente altamente fiable para avanzar este tipo de datos.

Artículos recomendados

Comentarios