Buscar
Usuario

Ciencia

China esconde un virus similar al actual coronavirus en un laboratorio de Wuhan desde 2012

Seis trabajadores fallecieron por un coronavirus en 2012 con un cuadro similar a la COVID-19: China mantuvo ese patógeno en un laboratorio de Wuhan.

China esconde un virus similar al actual coronavirus en un laboratorio de Wuhan desde 2012

China ha mantenido almacenado un coronavirus similar al actual desde el año 2012. El repositorio se encuentra en un laboratorio de Wuhan, precisamente la misma ciudad en la que estalló el primer brote de la actual pandemia.

Un grupo de científicos localizó este patógeno hace casi ocho años en una mina de cobre abandonada de Tongguan, en la región de Mojiang, en el suroeste de China. Entonces se sospechó que estuvo relacionado con la muerte de seis hombres, que sufrieron síntomas respiratorios similares al cuadro de la Covid-19. Tres de ellos fallecieron tras sufrir tos, fiebre y una neumonía mientras trabajaban en la mina. Entre los seis, cuatro dieron positivo por coronavirus y otros dos fallecieron antes de ser testados.

Desde entonces, la cepa ha quedado almacenada en un laboratorio de Wuhan, la misma ciudad en la que ha estallado el primer brote, como indica el Sunday Times, que ha realizado una extensa investigación sobre el orgien del virus y las evidencias de que China albergaba una cepa 'hermana' de la actual.

China albergaba un coronavirus similar al actual en un laboratorio de Wuhan desde 2012 "China albergaba un coronavirus similar al actual en un laboratorio de Wuhan desde 2012"

El diario señala que este dato, que podría indicar el origen del coronavirus en una negligencia, se ha conocido gracias a un médico cuyo supervisor era un profesor empleado en el departamento de emergencias del centro donde fueron intervenidos los hombres de la mina.

La OMS investiga a China

Mientras surge esta revelación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentra a punto de iniciar una investigación en China para identificar el origen de la pandemia, una labor que ya habían reclamado varios países.

Una de las preguntas está relacionada con esta nueva noticia: si el patógeno pudo haberse escapado del Instituto de Virología de Wuhan, en el que precisamente se llevan a cabo experimentos de alto riesgo para aumentar la capacidad de infección y propagación de los coronavirus, en un intento de comprender los mecanismos que podrían causar una pandemia.

Reino Unido y Estados Unidos ya pusieron el grito en el cielo cuando hubo constancia de este plan, puesto que los riesgos que entrañaban se suman a la desconfianza que genera el secretismo en el que vive el régimen chino.

La labor en torno a los coronavirus ha sido especialmente ardua. Según publica The Times, en los últimos años los investigadores del centro recolectaron cientos de muestras de coronavirus de regiones remotas de China que posteriormente se utilizaron en el laboratorio para realizar sus investigaciones.

China ha mostrado gran recelo con estas investigaciones, hasta el punto de que la publicación de cualquier detalle se ve sometida siempre al filtro de algún censor del régimen. Además, se ha mostrado beligerante con aquellos que ponen en duda su papel en el origen de esta crisis, llegando incluso a imponer fuertes aranceles a países como Australia.

Artículos recomendados

Comentarios