Buscar
Usuario

Televisión

Chequia vuelve a apostar por el indie-pop y manda a We Are Domi a Eurovisión 2022 con 'Lights Off'

La Ceska Televize apuesta por el festival y mantiene su esencia organizando un proceso online con un alto nivel musical.

Chequia vuelve a apostar por el indie-pop y manda a We Are Domi a Eurovisión 2022 con 'Lights Off' Chequia vuelve a apostar por el indie-pop y manda a We Are Domi a Eurovisión 2022 con 'Lights Off'

Qué importante es que una televisión pública tenga clara su hoja de ruta y exprima sus recursos. Un buen ejemplo es la Ceska Televize, la que lleva varios años subida en su ESCZ, una preselección online, corta de recursos, pero que está consiguiendo reflejar un nivel musical altísimo apostando por gente joven y con ganas.

En un país donde Eurovisión apenas tiene peso como es República Checa, lo cierto es que su indie-pop le ha traído buenas alegrías en los últimos años en el festival. Si bien el año pasado la apuesta por Benny Cristo y su Omaga no salió nada bien no alcanzando la final, nombres recientes como los de Mikolas Josef (del que se rumoreaba este año su vuelta) o Lake Malawi hablan bien de un país que está siendo fiel a sí mismo en el festival.

De cara a 2022, la pública checa volvió a apostar por el ESCZ, en esta ocasión con un proceso ligero y aupado por la posibilidad de que todo el mundo pudiera votar por su favorita en la aplicación web de Eurovisión.

En una selección musical interesante con bops como los de Elis Mraz (que nada más perder se apuntó a San Marino), baladas como la de Jordan Haj & Emma Smetana o temas con vibes de los noventa como el de Annabelle, finalmente la banda We Are Domi se llevó el gato al agua con el tema 'Lights Off'. Partían como el nombre más potente del cartel, e hicieron justicia llevándose el premio en una selección que contó con nombres como los de TIX, Manizha o Blind Channel como jurados.

¿Qué tal es 'Lights Off'?

La Ceska Televize apostó por el directo para enseñar sus temas, reduciendo a la mínima potencia la puesta en escena. En apenas un plató con el logo en el suelo y una atinada selección de luces, los grupos mostraron sus cualidades en directo. Posteriormente, los vídeos estarían disponibles en la web de Eurovisión, para que fueran votadas todas y cada una de las canciones.

Pese a la sencillez, los We Are Domi derrochan personalidad. El tema es un compendio de sintetizadores y producción cuidada junto a un estribillo pegadizo y que podríamos todos cantar sin problema. Hablar de echar de menos a alguien es algo universal, y el tema colaría en cualquier radiofórmula mundial.

We Are Domi despejó todo género de dudas en las votaciones, ganando tanto jurado como televoto internacional. Como curiosidad, el público checo la dejó en cuarta posición.

Nuestra opinión: Una propuesta sólida desde el minuto uno (8/10)

We Are Domi en el ESCZ We Are Domi en el ESCZ, imagen de sustitución
We Are Domi en el ESCZ Ceska Televize

De nuevo, Chequia tiene una propuesta cerrada nada más acabar su preselección. Al igual que pasara con Benny Cristo, luego llegar al PalaOlímpico de Turín será otra historia, pero como tema, producción y apuesta, de nuevo sabes con una sola escucha qué quiere ofrecer Chequia este año.

Apostar por una banda con tablas, un tema que les representa, y que encima es bueno al oído suele ser un acierto de cara a Eurovisión, y si bien nos quedan por conocer la amplia mayoría de propuestas, a bote pronto sería normal pensar en un nuevo pase a la final de una televisión pequeña que se toma muy en serio Eurovisión en un país donde no importa tanto el festival.

Artículos recomendados

Comentarios