Hablamos con Chanel, la predicadora de Facebook: "Cuando estoy enojada soy muy indeseable"

Hablamos con Chanel, la predicadora de Facebook: "Cuando estoy enojada soy muy indeseable"

La dominicana acumula más de un millón de seguidores en Facebook y sus vídeos son todo un éxito en la red social.

Tecnología Dany Blázquez Dany Blázquez 14 Octubre 2015 13:31

En los últimos meses, la dominicana Chanel ha revolucionado las redes sociales con sus vídeos. Acumula más de un millón de seguidores en su Facebook, tiene varias páginas y perfiles personales, así como cuenta en Youtube y en Instagram, donde también sube vídeos. Pero, ¿de qué habla Chanel?

Chanel es una defensora de la mujer. No tiene escrúpulos a la hora de hablar delante de la cámara de su móvil y despotricar sobre el género masculino y su inevitable falta de humanidad y delicadeza para con las mujeres. Su tónica varía según el día y sus vídeos podrían diferenciarse en varias categorías. Lo mismo te habla de aquellos hombres que "pegan cuernos" y les recrimina que no respeten a sus esposas; que ataca fervientemente a las mujeres que se ven envueltas en triángulos amorosos donde ellas siempre salen perdiendo; sin olvidar aquellos vídeos en los que Chanel interioriza más que nunca su papel de predicadora nata, abre su corazón, aconseja sobre aspectos del día a día y anima a los demás a alcanzar sus sueños.

Chanel, sonriente "Chanel, sonriente"

Pese a ser conocida mundialmente, y sobre todo en el mundo hispano, Chanel es una mujer honesta, humilde y cercana. Aun así, recibe tantos mensajes cada día en su perfil de Facebook que es muy complicado contactar con ella directamente y en privado. Pese a todo, conseguí acceder a ella de manera privada y charlar durante un buen rato con la auténtica reina de Facebook.

En las distancias cortas, se trata de una mujer tremendamente sencilla y habladora, nada tímida (o eso es lo que aparenta), con ganas de comerse el mundo y a quien se interponga en su camino. Cuando le pregunto por sus orígenes, los recuerda con muchísimo cariño pese a vivir actualmente en Nueva York: "nací en Santo Domingo (República Dominicana). Soy hija de padres dominicanos y salí de mi tierra a los diez años rumbo a Puerto Rico, donde me crié, estudié y donde tuve a mi primera hija. Ahora vivo en Nueva York y he pasado más tiempo fuera que en mi país. Aun así, me considero cien por cien dominicana" (y esboza una leve risa que transmite añoranza y cariño).

La fama se la ha ganado muy poco a poco, pasito a pasito, y cada vez es más conocida en internet. Pero parece que no haya sido algo pretendido, pues todo comenzó de una manera muy casual e inocente: "el primer vídeo que subí fue un vídeo de desahogo porque ese día estaba... un poco estresada (se ríe, haciendo ver que ha sido bastante suave en la expresión) y llena de odio contra una persona en especial. Esta persona no entendía mi mensaje cuando yo lo escribía, por lo que opté por hacer un vídeo y publicarlo. Se hizo un virus (refiriéndose al éxito y a la proyección del vídeo). A la semana siguiente, muchísima gente me conocía y hasta el día de hoy, en el que soy Chanel Chanel" (se refiere a su nombre como una auténtica marca).

Chanel, feliz "Chanel, feliz"

Y es cierto, Chanel es una marca en sí misma. Poca gente queda que escuche su nombre y recuerde la marca de moda francesa. Esta dominicana ha conquistado el corazón de muchos y ha arrebatado el distintivo a Coco. Cuando le pregunto cómo lleva la fama se sorprende. Es consciente de que es muy conocida, pero su vida no ha cambiado en absoluto: "he tomado este boom que he tenido de la noche a la mañana como algo muy normal, no 'se me ha subido la chuleta', como decimos a este lado del mundo. No he notado un gran cambio. Saludo a todo el mundo de manera normal y hablo con ellos con naturalidad. Siempre he tenido un círculo de amistades amplio, pero ahora me conoce mucha más gente. Aun así, me siento normal. Suena extraño, pero me siento normal".

Y es que más de un millón de seguidores no es moco de pavo. Pese a todo ello, Chanel es una mujer normal que hace una vida normal: "mi día a día empieza a las seis de la mañana, cuando llevo a los niños a la escuela. Luego hago unas cuantas llamadas, me encargo de algunos asuntos de trabajo... Mi día a día es algo ajetreado, siempre estoy corriendo de un lado a otro. Siempre me mantengo ocupada y realmente me gusta. El jueves es mi día de la semana favorito, pues es mi día libre. El resto de la semana la tengo muy ocupada pero, para serte honesta, realmente me gusta".

Chanel muestra una imagen en sus vídeos de mujer fatal, que da "guantás sin manos" como se dice en Andalucía. Es una mujer directa, sincera y polémica. Tanto es así que muchos creen que interpreta un papel de cara al público, pero ella me confiesa que no es cierto: "no hay mucha diferencia entre lo que yo muestro en mis vídeos y cómo soy realmente. La mayor diferencia es que en los vídeos muestro algo más de agresividad, aunque en la vida real cuando tengo que decirle algo a alguien lo hago de manera directa. En mi vida diaria intento mantenerme lo más calmada posible, y para que alguien saque mi carácter tiene que decir o hacer algo que yo realmente no pueda manejar".

Como una verdadera diva, la dominicana también tiene 'haters', pero, en general, logra esquivarlos con facilidad. Sin embargo, en la actualidad, Chanel está denunciada por una persona en el Departamento de Asistencia Pública: "intenta perturbar mi paz haciendo acusaciones falsas. Sin embargo, todas esas personas que tienen ese odio hacia mí solo lo reflejan en el teclado. En la vida real no me he encontrado con ellos, y si lo hiciera se llevarían una sorpresa: cuando estoy enojada soy muy indeseable".

Chanel mirando al infinito "Chanel mirando al infinito"

Pero no solo tiene 'haters', también le han salido muchos imitadores. Mujeres dominicanas que suben vídeos muy parecidos a los suyos, pero ella no tiene ningún problema al respecto: "todo el mundo tiene luz propia para brillar. Qué bien que saquen sus talentos adelante".

Cuando le saco el tema de los hombres, Chanel se viene arriba. Le pido que les envíe un mensaje y es bien clara: "que aprendan a manejarse mejor. Que si no tienen pensado mantener una relación con una mujer, que no la utilicen. Y que si se divorcian de su mujer no lo hagan de sus hijos. El karma existe, pero el infierno no; el infierno está aquí, todo lo que se hace, aquí se paga".

Para acabar, le pregunto por sus proyectos. Su ilusión es tener su propio reality show, así como un centro donde acoger a mujeres con depresión y a sus hijos, para ayudarles a salir adelante. Además, le encantaría tener su propia mueblería, ya que ama la decoración y los muebles.

Me despido de ella y le digo que me gustaría mantener el contacto. Es una mujer amable y cariñosa y me apetece seguir charlando en otra ocasión. "Para lo que necesites en un futuro aquí estaré para ti, ya sabes".

Gracias, Chanel.

6 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados