Buscar
Usuario

Ciencia

5 casos en los que jamás deberías tomar ibuprofeno

Es uno de los analgésicos más extendidos por excelencia, pero debemos evitarlo completamente en ciertas circunstancias.

El ibuprofeno llegó a nuestras vidas para quedarse. Enemigo de jaquecas, dolores y resacas; más de uno de nosotros usamos estas pastillas como una especie de 'pócima milagro' con la que superar todos los males.

Sin embargo, no todo es oro. Primero: no debemos superar en ningún caso la dosis de 2.400 mg diarios. Tampoco deberías consumir con frecuencia esta medicación si no estás actuando bajo supervisión médica.

Por otro lado, uno de los problemas a los que se enfrentan los usuarios llega por parte, precisamente, de la propia industria farmacéutica. A pesar de que requiere receta médica, el envase más extendido es de 600 mg. El problema es que, según todos los expertos, esta dosis tan elevada no es necesaria para nuestro organismo. Y fallan los  controles ya que, según la OCU, la mayoría de los establecimientos se saltan a la torera las restricciones y lo venden sin la prescripción de un profesional.

Algunas farmacias venden ibuprofeno sin receta con cantidades en las que no está permitido "Algunas farmacias venden ibuprofeno sin receta con cantidades en las que no está permitido"

Antes de tener en cuenta cualquier circunstancia, hay que destacar varios puntos muy importantes. Primero, una advertencia extraída de un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology que señala el riesgo en personas que toman simultáneamente anticoagulantes orales. Podrían sufrir infartos y mayores posibilidades de sangrado.

Por otro lado, la combinación con meloxican, naproxeno, diclofenaco o ketorolac aumenta el riesgo de ictus isquémico de manera significativa. En este caso, aún no se han concretado las dosis en las que se produciría ese peligro, aunque sí se contempla.

¿Cuándo debo evitarlo?

Tras conocer qué tipos de medicamentos no debemos combinar con una pastilla de ibuprofeno, os concretamos las situaciones en las que deberíais de evitar este medicamento bajo cualquier circunstancia:

Personas con problemas cardiovasculares: puede favorecer la aparición de infartos e ictus.

2 Mujeres en el primer o segundo trimestre del embarazo.

3 Personas con enfermedades en el hígado

4 Aquellos pacientes que tengan algún problema en los riñones

5  Personas que han padecido algún tipo de úlcera en el pasado.

Artículos recomendados

Comentarios