Tres obispos publican una carta contra la Ley que protege al colectivo LGTBI de las agresiones

Tres obispos publican una carta contra la Ley que protege al colectivo LGTBI de las agresiones

Los obispos de Alcalá de Henares y Getafe publican un escrito en el que instan a sus feligreses a no aceptar la Ley contra la LGTBIfobia aprobada en la Comunidad de Madrid el pasado julio.

Vida 10 Agosto 2016 17:00

La Iglesia lo ha vuelto a hacer. Se ha posicionado en contra del colectivo LGTBI. Menuda novedad, ¿no? No, no es ninguna novedad, pero en este caso Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo (Obispo de Getafe), José Rico Pavés (Obispo Titular de Mentesa y Auxiliar de Getafe) y Juan Antonio Reig Pla (Obispo Complutense) han protestado por una ley que protege al colectivo de la creciente ola de agresiones y violencia que vienen sufriendo en el centro de la capital.

Los tres obispos han firmado un documento en el que "con todo el respeto hacia los que han promovido esta ley y sus posibles destinatarios" (sic) incitan a todos los feligreses a manifestarse en contra de la 'Ley de de protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid'. Es decir, la Ley contra la LGTBIfobia o la ley que busca la no discriminación y la protección de todas las personas LGTBI dentro de la Comunidad de Madrid y aprobada unánimemente por los cuatro grupos parlamentarios el pasado mes de julio. De esta manera, la región se unía a otras como Cataluña o Baleares en la protección de un colectivo que ha visto aumentados los delitos de odio.

Según los obispos, la ley contra la LGTBIfobia se halla en contradicción con la moral natural

Los obispos de Alcalá de Henares y Getafe en la izquierda de la foto "Los obispos de Alcalá de Henares y Getafe en la izquierda de la foto"

En su carta los obispos dejan clara (aún más) su opinión sobre el colectivo y la ley que nos protege ante cualquier tipo de discriminación o paliza que una persona LGTBI pueda recibir en la calle por el simple hecho de serlo. Según los obispos, la ley contra la LGTBIfobia "se halla en contradicción con la moral natural, acorde con la recta razón, y pretende anular la enseñanza pública de la Biblia" además de "prohibir, incluso, rezar públicamente por las personas que suplican la oración para un cambio de orientación en su vida". En otro punto del artículo, aseguran que la ley de protección al colectivo LGTBI es "un ataque" tanto a "la libertad religiosa y de conciencia", "al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias creencias y convicciones" y "a la libertad de expresión, a la libertad de cátedra, a la libertad de los científicos y profesionales en la búsqueda de la verdad, y a la libertad de las personas para orientar su vida o para pedir ayuda". El documento prosigue apreciando que los partidos políticos, los medios de comunicación y las grandes empresas quieren imponer su ideología, su "pensamiento único", anulando la búsqueda de la verdad humana, entre otras lindeces de una categoría indescriptible.

Las palabras son de un nivel asquerosamente lamentable, como cualquier persona con dos dedos de frente podría reconocer. Solamente a la Iglesia Católica se le ocurre hacer un escrito en el que inste a sus feligreses a quejarse sobre esta ley cuando hay agresiones homófobas en Madrid la gran mayoría de los fines de semana en un aumento sin precedentes en la historia de la capital y de la región. Dicen fomentar la tolerancia y el amor pero con estos actos los Obispos de Getafe y Alcalá de Henares promueven e incitan a la homofobia de una manera muy grave: menospreciando una ley necesaria e invisibilizando a las más de 100 víctimas de agresiones homófobas en Madrid en lo que va de año.

Besada contra la homofobia en la Puerta del Sol "Besada contra la homofobia en la Puerta del Sol"

No, señores López de Andujar y Reig Pla. La Ley contra la LGTBIfobia no es un ataque a la libertad religiosa, a la libertad de expresión ni se halla en contradicción con la moral natural. Es una ley que protege a una chica cuando vaya de la mano con su novia. Es una ley que evita que cuando un desconocido agreda a otro por ser gay, se vaya de rositas. Es una ley que enseña a los niños en los colegios que no hay una sola realidad sexual. Podéis tener la religion que queráis, podéis educar a los niños según la moral que os apetezca, pero es impensable que alguien que diga predicar amor fraternal se encuentre en contra de una ley que evita agresiones a personas y colectivos minoritarios.

Los Obispos de Getafe y Alcalá de Henares promueven e incitan a la homofobia de una manera muy grave: menospreciando una ley necesaria e invisibilizando a las más de 100 víctimas de agresiones homófobas en Madrid en lo que va de año

Las críticas a las repugnantes palabras de intolerancia firmadas por los obispos de Getafe y Alcalá han sido múltiples. Desde el Observatorio Español contra la LGTBfobia hasta Cristina Cifuentes han condenado el escrito. El colectivo ha dejado claro en su página web su posición en contra de un discurso que, según ellos, "vuelve a destilar odio y humillación contra las personas LGBT en la Comunidad de Madrid". "Hablan de un pensamiento único, cuando eso es precisamente lo que imponen con su visión fundamentalista de la moral católica, sin abrirse a sus propios feligreses y encontrándose lejos de la inmensa mayoria de la sociedad española", asegura Paco Ramírez, el presidente de la organización. Además, han puesto en conocimiento de la Fiscalía Especializada en Delitos de Odio el escrito e incluso estudian interponer una querella por incitar al odio al colectivo LGTBI.

Cristina Cifuentes en un desayuno informativo "Cristina Cifuentes en un desayuno informativo"

Por su lado, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también se ha mostrado en contra de estas palabras. "Esas afirmaciones no me gustan. Digo claramente que ese tipo de opiniones no las comparto y discrepo absolutamente de ellas", ha manifestado. En un intento de defender a la Iglesia Católica, la presidenta regional ha especificado que esta carta "no es la posición de toda la Iglesia Católica" y que, a pesar de todo, tienen derecho a manifestar su opinión.

Estas palabras por parte de los obispos de Getafe y Alcalá no pillan de nuevas. El pasado marzo, los mismos autores del documento que nos lleva hoy a hablar sobre la Ley contrala LGTBfobia analizaron y opinaron sobre la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación en un texto de seis páginas en el que expresaban lo en contra que se posicionaban ante la ley aprobada entonces por la Asamblea de Madrid. Como se puede ver, en pleno 2016 los obispos siguen dando su opinión sobre temas en los que no tienen poder alguno. La gravedad del asunto reside en mostrarse esta vez a favor de la violencia.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados