El candidato 'indepe' que llama a los hijos de inmigrantes andaluces "basura blanca"

El candidato 'indepe' que llama a los hijos de inmigrantes andaluces "basura blanca"

El candidato a la alcaldía de Barcelona escribió en 2012 un artículo en el que criticaba a los inmigrantes del resto de España que viven en Cataluña.

Política 13 Mayo 2019 13:02

Jordi Graupera, el candidato independentista a la alcaldía de Barcelona, escribió un artículo publicado en septiembre de 2012 en La Vanguardia, en el que defendía una polémica tesis que titulaba como 'White trash' (basura blanca en su traducción al castellano). Con este término quería hacer referencia a los hijos de los inmigrantes andaluces y del resto de España que llegaron a Cataluña entre los años 60 y 70. 

El independentista hizo alusión a estas personas como el principal freno para hacer realidad el plan independentista de ruptura con España. Aunque es procedente de las juventudes nacionalistas de Convergència, ahora Graupera ha sido elegico como candidato a alcalde de Barcelona, en un proceso de primarias celebrado al margen de los partidos, e impulsado por los independentistas. 

En este sentido, Jordi Graupera considera que si gana en las Elecciones Municipales del 26-M, habrá dado el primer paso para que los catalanes puedan "librarse de España", según explica OK Diario. Hace ya siete años, él consideraba que el principal obstáculo para lograr este objetivo es lo que él considera como "basura blanca", o lo que es lo mismo, los hijos de los inmigrantes llegados desde el resto de España que se resisten a hablar catalán.

Un término despectivo que ilumina un tabú

Jordi Graupera es uno de los candidatos a la alcaldía de Barcelona "Jordi Graupera es uno de los candidatos a la alcaldía de Barcelona"

El término 'white trash', según Jordi Graupera, procede de la novela 'El tío Tom', de Harriet B. Stowe, y lo argumenta así: "Explica que la esclavitud no sólo produce esclavos miserables, también blancos aún más pobres, porque deben competir, sin recursos, con los esclavos. Tanto los blancos como los negros desprecian a esta pobre basura blanca. Hoy, el término se aplica a los blancos que viven en roulottes, sin expectativas, que no participan políticamente. Su héroe es Eminem".

Graupera admite que el término es "asquerosamente despectivo", pero que"ilumina un tabú". En su momento, el actual candidato al Ayuntamiento de Barcelona lo utilizaba para analizar la situación sociológica de Cataluña, que en 2012 ya estaba partida en dos por el independentismo. 

El candidato separatista añadía a su tesis que "los inmigrantes de los sesenta fueron utilizados como carne de cañón por el régimen a fin de diluir la cultura catalana, y por la burguesía, como mano de obra barata". Y también especificó que "no salió del todo bien: muchos se integraron y prosperaron. A los que no, el PSC los tenía como reserva moral. Y a través de la intervención pública y la red clientelar, creó un cordón ideológico en sus barriadas, con la connivencia del Estado".

Jordi Graupera también considera un éxito que parte de los hijos y los nietos de los inmigrantes se hayan conseguido integrar, y "vuelto más catalanistas que el PSC", después de tres décadas sometidos al sistema educativo de inmersión lingüística, y a otras medidas de la Generalitat. Por este motivo, reserva el término "basura blanca" para el resto de hijos de inmigrantes, que no abandonan sus raíces y se resisten a hablar catalán. Son estos quienes, según escribía Graupera, suponen una gran "amenaza" para el independentismo. 

Comentarios