Buscan a los responsables de quemar vivo a un gato en Vigo

Buscan a los responsables de quemar vivo a un gato en Vigo

La asociación animalista Libera y la Fundación Franz Weber ofrecen 1.000€ de recompensa por información veraz sobre el autor de este acto.

Nuevo caso de maltrato animal en la ciudad gallega de Vigo. En esta ocasión el acto ha sido tan salvaje y duro que ha revolucionado a toda la localidad de Baiona. Según informa el periódico La Voz de Galicia, los hechos tuvieron lugar el pasado domingo 25 de febrero cuando una vecina encontró a su gato quemado vivo.

Nada más hallar al felino la mujer lo llevó inmediatamente al veterinario, dónde le suministraron diversos sedantes para calmar el dolor ante la gravedad de las heridas, especialmente en la zona de la cabeza. El animal presenta quemaduras por todo el cuerpo. Silvia Almeida, voluntaria de la protectora de animales Bai Sen Pulgas, ha declarado que el refugio se está haciendo cargo de la mascota porque la dueña tiene miedo que el autor o autores que han cometido esta salvajada vuelvan a atacar a su gato si este permanece en casa.                                         

El estado del felino es grave

Así quedó el animal tras el ataque "Así quedó el animal tras el ataque"

Desde la protectora aseguran que los responsables utilizaron un soplete o un mechero para abrasar al felino. Además, presenta otro tipo de heridas que podrían estar provocadas al intentar sujetarlo para que no escapara de ese horror.

Tiene heridas por todas partes y marcas como si lo estuvieran agarrando fuerte para que no se escapara. Está prácticamente carbonizado

Bai Sen Pulgas ha afirmado que el estado del gato es muy grave y de hecho "no saben si va a sobrevivir" ya que desde que llegó al veterinario se encuentra fuertemente sedado y su estado apenas ha mejorado desde entonces.

Este caso ha revolucionado a las redes sociales por lo que las cuentas de Twitter del partido político PACMA y la Guardia Civil han pedido la colaboración ciudadana bajo el hashtag #justiciaparaolaf para encontrar a los culpables de lo sucedido.

El maltrato animal conlleva penas de prisión

Bai Sen Pulgas se va a hacer cargo de los gastos del veterinario "Bai Sen Pulgas se va a hacer cargo de los gastos del veterinario"

La Guardia Civil ha abierto una investigación a través de su Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y ha declarado que en caso de que el animal fallezca, el culpable tendría que enfrentarse a una pena de cárcel de entre seis y dieciocho meses, además de la inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión o comercio relacionado con los animales. Igualmente, se le prohibirá la tenencia de animales.

Si finalmente el felino consigue recuperarse de las quemaduras, el Código Penal establece que el responsable tiene que cumplir una pena de prisión que oscilará entre los tres meses y un año. Y como existe el agravante de que se ha utilizado una herramienta para ocasionar lesiones mayores, la pena impuesta será la máxima.

Desde la Fundación Franz Weber y la asociación animalista Libera recuerdan que, además de las penas de cárcel, el maltrato animal (ya sea la muerte, invalidez o cualquier tipo de lesión) también conlleva sanciones económicas que pueden ascender a los 30.000 euros.

Ambas entidades animan a la ciudadanía a que colaboren en la búsqueda de los responsables y mantengan una política de "tolerancia cero". Por ello, ofrecen una recompensa monetaria de 1.000 euros para quien ofrezca información veraz sobre este y otros casos de maltrato animal que se están produciendo en Galicia.

De hecho, el suceso ocurrido con el felino es el segundo que se produce en Baiona en apenas cuatro meses. La parroquia de O Burgo dio la voz de alarma hace unos meses al encontrar a un gato envenenado, pero no fue un caso aislado ya que la Guardia Civil encontró otros cuatro animales muertos en apenas una semana.

Comentarios