Buscar
Usuario

Noticias

Hierven, desmembran y asesinan a una niña de 9 años en Namibia en un ritual de brujería

La pequeña Cheryl Avihe Ujaha fue hallada mutilada y con signos de que su cuerpo fue hervido, se baraja la hipótesis de un ritual de brujería.

Un cruel asesinato de una niña de 9 años en Namibia ha conmocionado al país, aunque la triste noticia ha traspasado las fronteras debido a las brutales condiciones de su muerte. Todo apunta a que el crimen estaría relacionado con rituales de brujería, lo cual ha levantado de nuevo la indignación por estas prácticas, donde las autoridades del país han prometido trabajar más para evitar nuevos casos similares.

La niña se llamaba Cheryl Avihe Ujaha. Vivía en la zona norte de Namibia, en Windhoek, y su familia había denunciado su desaparición el fin de semana anterior. Unos días después era hallado por varias personas en torno a las 7 y media de la mañana, por lo que alertó a la policía y determinaron que se trataba de la pequeña Cheryl. Su cuerpo estaba mutilado, le faltaban partes como una mano, un pie, varias costillas y un muslo, entre otras. Además, el cuerpo tenía muestras de que había sido hervido con agua antes de ser arrojado a la zona donde fue hallado.

El lugar dodne fue hallado el cuerpo de Cheryl "El lugar dodne fue hallado el cuerpo de Cheryl"

Se baraja como hipótesis principal que este asesinato forme parte de un ritual de brujería, aunque la policía aún no ha confirmado nada de manera oficial. A este respecto se pronunció la primera ministra del país, Saara Kuugongelwa-Amadhila, que ha prometido que el gobierno de Namibia pondrá más esfuerzos para evitar que se vuelvan a dar crímenes como este: "El asesinato de la joven Cheryl es particularmente nauseabundo porque no solo fue capturada y asesinada, fue también objeto del trato más inhumano".

Namibia llora a la pequeña Cheryl

La familia de Cheryl se había mudado años atrás a Reino Unido para trabajar, donde nació la niña poco antes de que su madre volviera a Namibia con ella. Su padre aún reside en las islas británicas, y se desplazó estos días a Windhoek para despedir a la pequeña. "Era tan alegre, llena de vida, y una niña muy inteligente para su edad", recordaba una tía de Cheryl al hablar con el medio The Namibian.

Diversos grupos activistas se han quejado de que en este tipo de crímenes, cometidos por personas que se dedican a la brujería, como curanderos, suelen resolverse sin detenciones. Sin embargo, el caso de Cheryl ha sido tan sonado y ha causado tanta repulsa, que esperemos que se empiecen a perseguir de manera más seria este tipo de prácticas, que se llevan por delante muertes como este, que parecen sacadas de una auténtica película de terror.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados