Buscar
Usuario

Política

Duelo de 'modelitos' entre Casado y Rivera ¿Quién es el mejor vestido del reino?

Si con mujeres que se dedican a la política se comparan looks, ¿por qué con los hombres no?.

Spoiler: este artículo es una crítica al machismo en los medios

No podemos engañarnos: los modelitos de Pedro Sánchez son difíciles de igualar. Con una elegancia que compagina a la perfección con camisas sin corbata (porque, ante todo, hay que ser campechano), Sánchez sería capaz de conquistar las pasarelas que se propusiera. Pablo Iglesias y Alberto Garzón no son muy duchos en las artes de la moda, con lo cual Sánchez tiene poca competencia. Pero, ¿quién domina el otro ala del estilismo de la Moncloa? ¿Albert Rivera, o Pablo Casado?

Por una parte, encontramos al líder del Partido Político, siempre impecable y trajeado; procura combinar, además, un reloj con su look final, para que nada despunte. En este sentido, nada tiene que envidiar Rivera, al que pocas veces le hemos visto alejado de su traje; ambos políticos tienen en común un estilo bastante clásico, acorde con el puesto que ostentan. Suelen apostar casi siempre por colores oscuros, acompañados de camisas claras, procurando abandonar el protocolo lo menos posible.

Duelo estilístico entre políticos "Duelo estilístico entre políticos"

Pero, "espejito, espejito, ¿quién es la el más elegante del reino?". ¡Qué labor más complicada el decidir entre los dos! Porque tanto Casado como Rivera intentan mantenerse en la misma línea, la de la sobriedad. No podemos olvidar, eso sí, que Rivera se atrevió incluso con un desnudo para apoyar su partido... ¿Haría eso Casado? ¡Porque los desnudos suman puntos, por supuesto!

Rivera gana en cuanto a modernidad, superando a Casado en este sentido. Porque mientras que al segundo pocas veces le hemos visto sin traje, a Rivera sí que hemos podido verle en más de una ocasión con una camisa y unos vaqueros. Llegar a una conclusión es complicado, es difícil saber cuál de los dos políticos es mejor eligiendo dentro de su amplio armario... Aunque algo está claro: no podrán alcanzar nunca la elegancia de la que Sánchez ha presumido siempre. ¿Contratará alguna alguno a Cifuentes Sánchez como consejera consejero fashion?

¿Es ridículo? Con las mujeres políticas también

Lo que acabáis de leer es, sin lugar a dudas, una de las cosas más ridículas que podáis leer en vuestra vida. Eso, y todos los artículos que se dedicaron a comparar estilísticamente a Soraya Sáenz de Santamaría y a María Dolores de Cospedal. Porque es exactamente igual de absurdo. La diferencia fundamental es que estamos acostumbrados a que los medios de comunicación juzguen a las mujeres que tienen una labor pública por su ropa, mientras que la de los hombres siempre pasa desapercibida.

Los debates sobre si las presentadoras de televisión deben o no ser normativas, y tener una belleza acorde a ello, siempre está sobre la mesa. Aunque algo es evidente: las mujeres que trabajan en televisión son, en su inmensa mayoría, normativas. Pero los hombres no. A los hombres no se les juzga por el físico, sino por sus capacidades.

Y, ojo, que esto no significa que las periodistas dejen de ser válidas por ser normativas. ¡Ni mucho menos! Pero sí es cierto que ellas deberán ser atractivas y válidas, las dos cosas, mientras que a ellos solo se les pedirá lo segundo. Y esto es machismo.

¿Por qué a ellos no se les compara a nivel de moda? "¿Por qué a ellos no se les compara a nivel de moda?"

Es machismo que se juzgue a las mujeres que se dediquen a la política por su vestimenta, que se hable de si una ha cambiado de gafas o ha dejado de hacerlo, de su peso, de si se ha cortado el pelo... Y es machismo porque de ellos no se hacen estos juicios públicos. Se habla de lo que ellos hacen o dicen, pero no de cómo lucen cuando hacen o dicen; ellas quedan reducidas a meros maniquis que 'hacen bonito'. Como siempre, las mujeres acaban siendo cosificadas, juzgadas y criticadas.

Si es absurdo comparar estilos de políticos, con ellas pasa absolutamente lo mismo. Y deberíamos empezar a analizarnos, a analizar lo que consumimos, y a ser más críticos con la sociedad tan machista en la que vivimos.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados