Buscar
Usuario

Noticias

Propinan una brutal paliza a una madre y su hija menor por hablar español en Boston

"Esto es América, hablad en inglés", espetaron las asaltantes: la madre ahora tiene miedo de hablar en su propio idioma por la calle.

Propinan una brutal paliza a una madre y su hija menor por hablar español en Boston

Una madre y su hija de 15 años han sido golpeadas por dos mujeres blancas en Boston (Estados Unidos) por hablar español en la calle, de acuerdo con el atestado. Las víctimas han necesitado atención médica por la "brutal paliza" que recibieron cerca de Maverick Squeare en el este de Boston el 15 de febrero. "Mi hija todavía lleva collarín y tiene problemas para dormir", dijo la madre.

La defensa ha denunciado que la agresión vino motivada en todo momento cuando "dos asaltantes blancas escucharon que estaban hablando español, en lugar de inglés". La madre ha declarado que fueron golpeadas, pateadas y mordidas. "Me da miedo coger el tren para ir a trabajar, y mi familia tiene miedo de que hable español por la calle", añadió la mujer.

El momento fue grabado por una cámara de vigilancia de un negocio cercano que había en la calle. Se muestra cómo una mujer cruza gritando y haciendo aspavamientos desde la acera de enfrente hacia la madre y la hija. Una vez al lado de ellas, las golpea en varias ocasiones. Ellas se intentan defender e incluso algún transeunte intenta separarlas.

The Boston Globe publicó que las dos atancantes las golpearon al grito de "Esto es América, hablad inglés". Además, arremetieron contra ellas diciendo que se fueran a su país . En una conferencia pidieron que se investigue el incidente como un crimen de odio. Según Globe, las atacantes excusaron su reacción diciendo que al ver a las españolas reírse y hablar otro idioma creyeron que se burlaban de ellas.

"Este caso no es un caso aislado"

La abogada de derechos civiles, Janelle Dempsey, hizo una declaraciones donde dijo que la experiencia que había sufrido esta familia no era un caso aislado y que los actos de racismo y de xenofobia eran una alarma muy común en Boston."La mayoría de las veces, las víctimas y los testigos no hablan por miedo o por algún trauma, pero en el caso de esta familia la policía están intentado brindarle protección y culpabilizar a los asaltantes", añadió Dempsey.

La co-directora del centro de apoyo a la organización de inmigrantes objetó que "en el clima actual las calles son peligrosas" y que muchos de los inmigrantes residentes sienten un atmosfera de hostilidad hacia ellos. Muchas de las organizaciones de inmigrantes están trabajando juntas para ayudar a perseverar la diversidad y porteger a los vecinos. Noemy Rodríguez, voluntaria de la comunidad, explicó que no hay recursos suficientes para salvaguardar la seguridad de los vecinos y sus vidas. 

El caso sigue abierto y la polícia sigue investigando los hechos a partir del vídeo difundido. La familia exige a la justicia lo máximo posible para penar este caso y luchas porque no se repitan los delitos de odio por xenofobia.

Artículos recomendados

Comentarios