Buscar
Usuario

Política

Así actuó Albert Rivera para que fracasara la moción de Arrimadas en Murcia, que hundió a Ciudadanos

Rivera habría actuado con una persona interpuesta, José Manuel Villegas, en una operación que ha supuesto prácticamente el hundimiento del partido.

Así actuó Albert Rivera para que fracasara la moción de Arrimadas en Murcia, que hundió a Ciudadanos

Los diputados de Ciudadanos firmaron durante la noche del 9 de marzo de 2021 una moción de censura contra el Gobierno de la región de Murcia, encabezado por el popular Fernando López Miras, así como por el alcalde de la capital, José Ballesta.

La iniciativa, sin embargo, empezó a ser desactivada poco después, cuando la vicepresidenta regional, Isabel Franco (Cs), empezó a informar de todos los planes al propio presidente y al alcalde de Murcia. Fue en ese momento cuando empezó a intervenir la mano derecha de Albert Rivera, José Manuel Villegas, con un papel decisivo para dar el vuelco a la iniciativa que podría haber arrebatado el poder a la derecha en uno de sus principales feudos.

Fue Franco quien realizó una llamada en la que se encontraba el propio López Miras, según publica El Periódico de España, en la que le comentó: "Venimos de la sede de Ciudadanos. Acabamos de firmar una moción de censura en la Comunidad y otra en el Ayuntamiento".

Carlos Cuadrado, el enviado por Ciudadanos desde Madrid para gestionar la moción, supo que el PP tenía conocimiento de todo, cuando esa misma noche recibió una llamada de Teodoro García Egea que, directamente, ni siquiera contestó.

Todo el PP tuvo rápidamente conocimiento de la situación en Murcia, incluida Isabel Díaz Ayuso, a la que se alertó de la posibilidad de un efecto rebote: una moción también en Madrid que, al parecer, Ciudadanos no estaba realmente materializando. Esto sede tradujo finalmente en los comicios del 4 de mayo donde la formación naranja desapareció de la Asamblea de Madrid.

Isabel Franco desapareció tras advertir a los miembros del PP de lo que sucedía y quedó en contacto otro miembro naranja, Francisco Álvarez, como interlocutor. Ambos, que se habían marchado rápidamente de la sede de Cs, no tenían del todo claro si la moción había firmado por todos, teniendo en cuenta que Carlos Cuadrado, el enviado por Arrimadas desde Madrid, había dejado claro que no se presentaría si alguien se mostraba en contra.

Franco había informado de la moción de censura, pero en ningún caso había mostrado su disposición a votar en contra. La posibilidad del adelanto electoral se encontraba sobre la mesa, pero la limitación de mandatos impedía presentar nuevamente a Fernando López Miras, muy cercano al entonces secretario general Teodoro García Egea. Por tanto, esta no era una posibilidad.

Albert Rivera

Al día siguiente, la noticia de la moción de censura en Murcia salta a los medios a través de Carlos Herrera en la Cadena COPE mediante una fuente del PP. Isabel Franco lo atribuye a una traición directa, pero nada más lejos de la realidad: todos creen que ha sido algo interesado que ha realizado Teodoro García Egea.

El PP necesitaba neutralizar la moción de censura con el apoyo de los díscolos de VOX y trayéndose a tres tránsfugas, no únicamente a Isabel Franco y Francisco Álvarez. Y es en este momento cuando surge el nombre de Valle Miguélez, descontenta como los anteriores con la situación.

El grupo de Ciudadanos en la Asamblea de Murcia constaba de seis diputados, pero realmente estaba dividido en tres subgrupos de dos. Franco y Álvarez formaban un grupo, pero Valle Miguélez formaba uno diferente junto a Alberto Castillo, un hombre fichado por ella. Sin embargo, Miguélez no tenía buenas relaciones con la actual coordinadora de Cs, Ana Martínez Vidal, un resquicio empleado en este caso.

Muchos de ellos iban a perder estatus con la moción de censura, otros no mantenían buenas relaciones con la líder de su propio grupo político y a otros se les ofrecían cargos bajo el simple mantra de aguantar a una presidenta con quien no mantenían buenas relaciones.

El PP intentó tirar por Valle Miguélez, pero siempre se había mantenido el misterio sobre cómo había conseguido el contacto. Se había barajado la posibilidad de Fran Hervías, que había sido secretario de Organización de Cs y recaló tras esta moción en el PP.

Sin embargo, la cuestión tendría mayor alcance, según publica El Periódico de España. La persona que sugirió a Valle Miguélez que retirara el voto de la moción de censura fue José Manuel Villegas, mano derecha de Albert Rivera durante el período en el que lideró Ciudadanos y luego fue socio fundador del partido en el despacho profesional al que ambos se retiraron.

Ribera intervino, por tanto, de manera decisiva por persona interpuesta para que fracasara la moción de censura diseñada por Inés Arrimadas, un aspecto que había sido inédito hasta la fecha, derivado del que se ha producido el mayor hundimiento en Ciudadanos.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar