Arrestan al 'Ken Humano' por no parecerse a su foto del pasaporte

Arrestan al 'Ken Humano' por no parecerse a su foto del pasaporte

El brasileño Rodrigo Alve se encontraba grabando un programa de televisión en Berlín.

Vida Nico Dámaso Nico Dámaso 13 Octubre 2018 12:40

La estrella de realities Rodrigo Alves, más conocido como el 'Ken Humano', ha sido detenido en la ciudad de Berlín mientras se encontraba grabando un programa de televisión. Según su versión de los hechos, la policía no pudo identificarlo por la foto de su pasaporte, pues su apariencia ha cambiado mucho en los últimos años.

El personaje televisivo, se encontraba grabando una serie de piezas de vídeo para la versión alemana de 'Gran Hermano': "Nos encontrábamos grabando un programa para la televisión alemana y durante el rodaje todo el mundo tuvo que pararse porque la policía estaba pidiendo los DNIs"

Declaró que los papeles para grabar estaban en regla, pero fue arrestado porque llevaba encima su antiguo pasaporte y no el nuevo. "Alguien tuvo que traer un escaneo de mi nuevo pasaporte para que me liberaran", admite. 

Alves siendo detenido por la policía berlinesa "Alves siendo detenido por la policía berlinesa"

Además de su compromiso con la televisión alemana, su estancia en Berlín también se debe a que el Madame Tussauds de la ciudad va a realizar una figura de cera a su imagen y semejanza. 

La historia de un niño acomplejado

Rodrigo Alves se ha sometido ya a más de 50 operaciones de cirugía estética a sus 35 años, en las que ha invertido más de 350.000 euros. Su infancia, declaró en 2016 para el diario británico The Daily Mirror, no fue fácil. "A los siete años me enviaron a un internado. Los niños me empujaban por las escaleras y metían mi cara dentro de un urinario. Tenía pechos como las mujeres y estaba gordo, feo y deprimido. Sólo quería estar aceptado por la sociedad y conseguir acercarme al ideal de belleza brasileño", aseguró.

A los 17 años se sometió a su primera operación para reducir sus pechos desarrollados debido a un desequilibrio hormonal. Desde entonces no ha parado de hacerse retoques quirúrgicos y aunque ha llegado a estar al borde de la muerte, no tiene miedo: "Me he preguntado si voy a morir en una sala de operaciones, pero también me he preguntado si voy a morir al cruzar una carretera".

Comentarios