Ana Julia, la asesina confesa del pequeño Gabriel: "Sé que estaré toda mi vida en prisión"

Ana Julia, la asesina confesa del pequeño Gabriel: "Sé que estaré toda mi vida en prisión"

Ana Julia Quezada, la asesina confesa de Gabriel, escribe una carta desde la cárcel a Ángel, padre del menor, pidiendo perdón.

Noticias Mario Cerdeño Mario Cerdeño 22 Junio 2018 11:33

"Ángel, no tengo palabras para decirte esto, pero aun así lo voy a contar". Así comienza la carta que Ana Julia Quezada, asesina confesa de Gabriel 'el pescaito', que se encuentra entre las más de 1800 hojas del sumario que ya están disponibles tras el levantamiento del secreto, según ha publiado El Mundo. Además, ratifica que el niño murió asfixiado -sin ningún tipo de sedación-, después de comer.

Ana Julia, presa en la cárcel de El Acebuche, en Almería, desde el pasado 16 abril, se muestra arrepentida y pide perdón a Ángel, a Patricia y a todos los familiares. "No tengo excusas por lo que hice, pero sólo sé que el miedo te bloquea porque eso me pasó a mí", escribe en la carta. La asesina confesa sigue en su línea argumental del accidente como causa de la muerte de Gabriel.

Ana Julia, culpa al miedo y a las pastillas

Ana Julia y Ángel durante la búsqueda de Gabriel "Ana Julia y Ángel durante la búsqueda de Gabriel"

"Dicen que todo fue premeditado, pero no es así. Lo que pasó es que no pude sacar fuerzas para decirlo", asegura Quezada en la carta. Mientras, el juez se plantea si la mujer realizó algún tipo de ritual vudú antes y después de la muerte de Gabriel ya que, aunque solo es una hipótesis, hay una fuerte creencia en ello por las búsquedas que hizo a través del ordenador. Sin embargo, los investigadores sí han encontrado indicios suficientes en lo que se prueba que la asesina confesa estuvo un día antes del crimen preparando el lugar para esconder el cadáver.

"No me importa si tengo que pasar el resto de mi vida aquí, y lamento todo el daño que he hecho, sobre todo a Gabriel, a ti y a Patricia y a todos los familiares", aludiendo a la más que posible condena de prisión permanente revisable. Sin embargo, la asesina confesa alude una plena culpabilidad y echa la culpa de las pastillas que tomaba: "Me metí en una bola cada vez más grande y ya sabes que tomaba pastillas. Pero no quiero excusarme porque lo que hice está muy mal y no hay excusas que valgan".

El niño murió mediante asfixia y sin sedación

Gabriel murió dos horas después de comer "Gabriel murió dos horas después de comer"

"Entiendo que no me creas porque es lo más normal y no tuve el valor suficiente para decirte que por un lamentable accidente te quité lo más grande que uno puede tener: un hijo", y termina la carta, "de todo corazón, perdona. Espero que algún día en vuestro corazón me perdonéis".

En ese sumario se encuentran dos cartas más dirigidas al propio juez del caso en las que le pide perdón y clemencia; además del informe forense que confirma que Gabriel falleció inmediatamente víctima de "una asfixia mecánica por sofocación, por oclusión de orificios respiratorios", que emplaza la muerte entre las 15:30 y las 16:30 horas del mismo día de la desaparición, el 27 de febrero de 2018.

Los forenses también avalan en ese informe que Ana Julia no administró algún tipo de sustancia tóxica, sedante o psicoactiva a Gabriel ya que en el examen del cabello dio negativo en cualquier tipo de sustancia que pudiera tomar el niño en los últimos 12 meses.

Carta desde la cárcel de Ana Julia al padre de Gabriel "Carta desde la cárcel de Ana Julia al padre de Gabriel"

Comentarios