Buscar
Usuario

Vida

Amarna Miller: "El feminismo tiene que convencer de que es deseable desde la construcción en positivo"

'Vírgenes, esposas, amantes y putas' es el libro con el que Amarna Miller disecciona el feminismo a través de sus experiencias.

Amarna Miller: "El feminismo tiene que convencer de que es deseable desde la construcción en positivo" Amarna Miller: "El feminismo tiene que convencer de que es deseable desde la construcción en positivo"

Foto: Cedida por la editorial

Amarna Miller no pretende sentar cátedra, pero es consciente de que toda voz en el feminismo es bienvenida porque, como asegura, "el silencio ha sido algo muy presente en la identidad femenina". Por esta razón se ha lanzado a escribir su primer libro, 'Vírgenes, esposas, amantes y putas', un ensayo en el que plantea algunas cuestiones y lanza numerosas reflexiones a través de su propia experiencia. "Muchas de las experiencias que yo he pasado como mujer en el mundo, podrían haberse evitado con una conversación en el momento adecuado. Por eso yo me animo a hablar de cosas como el maltrato, el abuso, el acoso", cuenta.

"Todas esas experiencias de la mujer que se salen de lo convencional o de lo políticamente correcto han sido silenciadas", apunta. "Como aborto, trabajo sexual, violencia, violación, acoso laboral... y hemos callado por culpa y vergüenza. Se nos ha enseñado que no solamente somos responsable de no haber tenido el suficiente cuidado como para que algo así nos pasara, sino que además hemos quedado malogradas tras la experiencia. Y si tardamos en contarlo, también somos culpables", expone la madrileña.

El título del libro hace referencia a todas esas "etiquetas" que se han colocado sobre las mujeres y que, señala, "constriñen nuestra identidad como mujeres, porque históricamente hemos sido construidas en base a lo que otros esperaban de nosotras". Sin embargo, Miller aboga por empoderarse en base a ellas. "Tenemos que resignificarlas y llevarlas por bandera", apuesta.

Comprometida con el feminismo, Amarna Miller asegura que este movimiento "ha venido muy fuerte y muy de repente. Nos hemos encontrado con una nueva ola y a muchos les ha pillado por sorpresa". La joven achaca, en parte, esta revolución a las redes sociales, que han permitido crear un "sentimiento de sororidad al encontrar problemas comunes que atraviesan a todas las mujeres".

Pero Amarna Miller también tiene muy claro que una de los principios para seguir avanzando es cuestionarse constantemente, por lo que también crítica las tareas pendiente del feminismo: "Tanto en el feminismo como en otros aspectos estamos cayendo en una polarización ideológica muy peligrosa. Tendemos a pensar que quien no piensa igual que nosotros, está en nuestra contra. Así no llegamos a ningún sitio. El feminismo tiene que ser estratégico, hay que convencer de que esta nueva ética es deseable y nos va a favorecer todos, pero desde la construcción en positivo, no desde el dedo culpabilizador".

Un porno ético

Durante varios años, Amarna Miller se ha dedicado al trabajo sexual desde la industria del porno, lo que la ha llevado a construir un claro discurso en torno a esta cuestión, que genera un fuerte debate dentro del feminismo. "Participar en una industria muy machista te hace replantearte de qué manera podrían cambiar las cosas", reconoce.

"Hablar de trabajo sexual tiene un fin político. Dejar claro que es un trabajo y que como tal, los que se dedican a ello necesitan derechos", analiza, planteando que es necesario un poco ético "planteando que las condiciones laborales en las cuales han sido producidas esas escenas son éticas y responsables y se ha pagado a los actores y actrices de una manera digna". "Es el primer paso para encontrar una industria más feminista. Solo hay que fijarse en la representación, también en cómo se ha grabado o producido", añade.

Sobre el mundo sexoafcetivo, Amarna Mller tiene claro que la educación es fundamental. "Toda la educación sexoafectiva que nos han dado desde pequeños está muy orientada hacia los problemas derivados del sexo (ITS, embarazos no deseados, métodos anticonceptivos). Pero no se nos enseña sobe consentimiento o placer". Sin embargo, no hay que olvidar la parte emocional para evitar una colisión que, considera, está ocurriendo: "Estamos teniendo mensajes contradictorias y genera frustración. Nos educamos en esos ideales de la media naranja y el amor romántico mientas que por otra parte recibimos un bombardeo constante de imágenes hipersexualizadas".

Crisis de la masculinidad

Citando a la monologuista Pamela Palenciano, Amarna Miller recuerda que "el patriarcado presiona a los hombres pero nos ahoga a las mujeres" y es que, según explica, "la identidad masculina también se ha visto limitada por este contexto".

"Existe una gran crisis en la masculinidad. Los hombres han sido educados en los parámetros de lo que significa 'ser un hombre de verdad'. Y de pronto llega un movimiento que te dice que todo aquello que ha construido tu identidad como hombre no solo no es válido, sino que además es algo negativo. Hay hombres que han aceptado el deconstruirse pero muchos otros lo han tomado como un ataque", analiza.

Miller concluye dejando claro que con su libro, 'Vírgenes, esposas, amantes y putas', no pretende "crear un marco teórico". "Busco cómplices, no alumnos", puntualiza, "quiero gente que vaya a cuestionarse su entorno, que vaya a cuestionase sus vivencias y que tengan ganas de tener un pensamiento crítico".

Artículos recomendados

Comentarios