El algoritmo homófobo que promete adivinar tu orientación sexual con tu foto de perfil

El algoritmo homófobo que promete adivinar tu orientación sexual con tu foto de perfil

Un grupo de científicos asegura haber descubierto la manera de identificar la orientación sexual de las personas mediante una foto.

Tecnología 11 Septiembre 2017 10:07

Cuenta con un porcentaje de acierto del 91% para los hombres y del 74% para las mujeres. Analiza rasgos y posturas y los coteja en una base de datos de ecuaciones y operaciones matemáticas sin fin. Todo esto lo hace un algoritmo cuya única función es adivinar la orientación sexual de las personas.

Dándole un uso muy cuestionable a las herramientas de reconocimiento facial, Científicos de la Universidad de Stanford afirman que han creado un escáner capaz de determinar la orientación sexual de las personas analizando sus fotos de perfil a través de unos intrincados procesos mecánicos.

Esta investigación parte de una premisa muy cuestionable: que la orientación sexual está relacionada con los rasgos biológicos de las personas. Michal Kosinski y Yilun Wang, autores del estudio, determinaron en este que los hombres homosexuales tienen mandíbulas más estrechas, narices más alargadas y frentes más prominentes que los hombres heterosexuales. También que las lesbianas en cambio tienen las mandíbulas más anchas y frentes más discretas que las mujeres heterosexuales.

Reconocimiento facial "Reconocimiento facial"

Para llegar a estas conclusiones, Kosinski y Wang estudiaron más de 35.000 rostros de personas no transexuales y únicamente de raza blanca, cruzando los resultados obtenidos sobre su fisonomía. Llegaron a la conclusión de que la cara contiene mucha más información sobre la orientación sexual de la que se puede percibir por simple intuición o por el cerebro humano.

Esta investigación parte de una idea que a día de hoy nadie ha podido confirmar, es más, se ha refutado en múltiples ocasiones, la relación entre los rasgos biológicos y la sexualidad. Además de ser cuestionable el hecho de que se haga un estudio como este, que discrimina a personas transexuales o no blancas, es una herramienta peligrosa en el mundo homófobo en el que, por desgracia, todavía vivimos.

Según dijo Nick Rule, profesor de psicología en la Universidad de Toronto en unas declaraciones a The Guardian:

"Si cada uno puede comenzar a perfilar a los demás en función de su apariencia, podrá a continuación identificarlos y hacerles cosas realmente terribles"

Si esta tecnología cayera en manos de grupos anti-LGTBI, este colectivo vería el acoso al que ya está sometido llevado a otro nivel. Por ejemplo, en el caso de los empresarios homófobos que no creyesen conveniente para su empresa contratar empleados no heterosexuales, bastaría con escanear las fotos de sus currículums para decidir si darles o no una oportunidad.

La privacidad y libertad sexual de las personas se vería completamente afectada por esta herramienta. Además, en un mundo en el que luchamos por llegar a la aceptación total de las personas, ya sea por su sexo, orientación sexual, etnia... Es un enorme atraso el decidir que es necesario invertir tiempo, dinero y otros recursos valiosos en un método para identificar algo que no es de la incumbencia de nadie más que de uno mismo.

Comentarios