Buscar
Usuario

Noticias

Albert Cavallé: 'el gígolo estafador' que se habría hecho con 150.000 euros engañando a mujeres

Fue detenido en Barcelona y a pesar de que recaen sobre él 17 denuncias por estafa fue puesto en libertad al día siguiente.

A Albert Cavallé, un barcelonés de 36 años, se le conoce como el 'estafador del amor' por haber engañado a una treintena de mujeres. Para ello utilizaba aplicaciones de citas en las que se hacia llamar Tito, Mike o Kyle y se hacía pasar por abogado, ejecutivo o agente inmobiliario. Sin embargo, no se le conoce oficio y según un vecino "es un chico que sale poco de casa y que siente debilidad por el dinero y las mujeres". 

Lo que en realidad ansiaba Cavallé era llevar una vida de excesos, tanto de dinero como de consumo de drogas, y es que según una de sus víctimas, este le llegó a estafar 60.000 euros que se gastó en "putas, coca y hoteles de lujo". La mujer de 34 años explicó a El Periódico que estuvo con Albert durante seis meses y que lo conoció a través de una aplicación de citas: "se describió como un niño de papá, guapo y deportista que trabajaba en una importante empresa familiar dedicada a invertir en otras cantidades".

Cavallé se inventaba una vida llena de lujos "Cavallé se inventaba una vida llena de lujos"

Se fueron a vivir juntos y fue cuando comenzaron los problemas, y es que este 'gigoló' hacía creer a Lucía (nombre falso), que la empresa familiar había quebrado y que necesitaba el dinero para saldar la supuesta deuda que esto le habría generado. Una vez que vio que su pareja ya no podía ofrecerle más dinero, su actitud cambió, hecho que el juzgado de instrucción número 28 de Barcelona corrobora, ya que ha probado que el acusado obligó a Lucía a firmar una serie de préstamos bancarios a nombre de ella. Cavallé lo tenía todo bajo control porque incluía su número de teléfono en lugar del de su pareja, así si se lo concedían el préstamo, esta no lo sabría. 

Aunque esto no fue todo, ya que unos días antes de que Lucía acudiese a la Policía para denunciarle, varios bancos contactaron con ella para reclamarle un total de 79 créditos. Ni uno sólo había sido solicitado por ella, sino que el 'estafador del amor' había tratado de imitar la voz de una mujer para conseguir el dinero. De este hecho existe una grabación que da cuenta de ello. Lucía no podía creerse que la persona de la cual cuenta, se había enamorado, la hubiese estafado. Así que decidió investigar a su pareja. En el ordenador de Albert Cavallé  guardaba fotos de otras mujeres a las que también estafaba e incluso una de ellas llegó a escribirle: "Qué pasada que aún sigas robando a chicas". Además, otra de sus víctimas contactó con Lucia. 

Método: 'desaparecer y a por otra'

Cuando Lucía le pidió explicaciones, Cavallé desapareció. Según explicó él mismo a un amigo en un mensaje, su método consiste en hacerse "medio novio y luego desaparición y a por otra". Mónica Cervera es una de estas otras víctimas, aunque cree ser la primera ya que asegura que ella fue "su conejillo de indias y como le salió bien siguió con otras mujeres". Su caso comenzó en 2011, fue en Badoo, una plataforma para conocer gente y en esta ocasión también mostraba una vida que no tenía. "Me envió un álbum de fotos donde salía con otros modelos. Aparentemente llevaba un nivel de vida muy alto, hacía viajes de negocios e iba a lugares exóticos", asegura Cervera a El Periódico. 

Albert Cavallé llegó a estafar a una mujer en Francia "Albert Cavallé llegó a estafar a una mujer en Francia"

Esta mujer y el presunto estafador salieron juntos durante dos años, hasta que este decidió desaparecer. Sin embargo, en 2014 volvieron a encontrase en otra página de citas y ella quiso darle otra oportunidad. Entonces la volvió a engañar: "me pidió 200 euros asegurándome que estaba en el aeropuerto de Madrid y no tenía dinero para volver a Barcelona porque las tarjetas bancarias no le funcionaban y sus padres estaban en el extranjero". Cervera le advirtió de que su sueldo era muy bajo, 400 euros, pero él le aseguró que le devolvería el dinero al día siguiente. Otra vez la había estafado. Aunque la víctima denunció y el Juzgado Número 1 de Gavá lo condenó en febrero de 2015 a pagar una multa de 270 euros por estafa, nunca llegó a pagárselos. Y es que Albert no se presentó al juicio y tampoco pudo ser localizado. 

Hasta que este pasado lunes 26 de marzo los Mossos d'Esquadra le detuvieron en un barrio de Barcelona. Fue gracias a una víctima, que le tendió una trampa. Sobre Albert Cavallé recaen 17 denuncias sólamente en Cataluña, aunque su estafa ha llegado hasta Francia en donde se conoce otro caso. Por otro lado, existen tres órdenes de detención por no haberse personado en los dos juzgados mencionados anteriormente. A pesar de todo esto, el mismo martes fue puesto en libertad. Se calcula que habría estado 150.000 euros engañando a una treintena de mujeres.

Artículos recomendados

Comentarios