Buscar
Usuario

Noticias

Acude al hospital con fuertes dolores y descubre que lleva 20 años con una tijera incrustada en el abdomen

Los médicos que operaron a la mujer hace 20 años olvidaron el material médico en el interior de su organismo.

Acude al hospital con fuertes dolores y descubre que lleva 20 años con una tijera incrustada en el abdomen Acude al hospital con fuertes dolores y descubre que lleva 20 años con una tijera incrustada en el abdomen

Foto: Independent Television

Los dolores abdominales pueden estar originados con todo tipo de causas. Desde la intolerancia a algún alimento, a un mal gesto en la postura o incluso la falta de musculatura en el cuerpo. Cualquier molestia persistente debe ser revisada por un profesional médico para comprobar el origen, solucionarla o, en su defecto, evitar que vaya a más.

Sin embargo, hay casos que resultan especialmente sorprendentes. Así lo ha podido comprobar Bachena Khatun, una mujer de 55 años que llevaba veinte sufriendo dolores intensos en el abdomen que ya atribuía a problemas crónicos.

Hasta que, en una revisión para comprobar qué estaba sucediendo realmente, le realizaron una radiografía. Los médicos no fueron capaces de creerse el resultado, al encontrar la causa del dolor: una tijera que estaba incrustada en su abdomen.

Una cirugía

La mujer se había sometido a una cirugía para extraer un cálculo de la vesícula biliar en una clínica de Bangladesh en 2002. Fue allí donde los médicos la operaron y cometieron una negligencia, ya que se olvidaron parte del material quirúrgico en el interior de su abdomen: "De alguna manera, la tijera se quedó dentro después de la intervención", explica Waliur Rahman Nayan, uno de los médicos que la atendieron.

Afortunadamente, después de 20 años, los médicos del hospital de Chuadanga Sadarun de Bangladesh han podido extraer con éxito la tijera de su organismo. Bachena se encuentra en buen estado y se está recuperando poco a poco de la intervención.

El incidente no ha tardado en salir a la luz y ha recibido una gran atención mediática por parte de los medios del país asiático. Ante la gravedad que implica este caso, las autoridades sanitarias han empezado una investigación para llegar al fondo del asunto, pero se ha abierto un debate público sobre los problemas de desamparo a los que se enfrentan los ciudadanos cuando sufren una negligencia médica.

Aunque la mayoría de estos casos no suelen recibir ninguna indemnización por la falta de protocolos médicos en el país, sus familiares tienen claro que reclamarán una compensación clínica por tantos años de dolencias. Además, Bachena se había gastado todos sus ahorros para operarse en 2002.

"La he visto siempre quejándose de dolor abdominal, pero nunca pensamos que pudiera haber algo dentro de su abdomen. Afortunadamente, se detectó la tijera y ya ha sido retirada. Ahora se encuentra bien", explica un familia a la Agencia EFE.

Artículos recomendados

Comentarios