Tener acné de joven te asegura envejecer más lentamente

Tener acné de joven te asegura envejecer más lentamente

Unos investigadores británicos han presentado un estudio en el que demuestran la relación del acné con unos telómeros más largos, lo que retrasa el envejecimiento de la piel.

Ciencia Maribel Baena Maribel Baena 30 Septiembre 2016 11:35

Hasta ahora, el acné nunca ha sido un plato de buen gusto para nadie. Son los adolescentes los más proclives a sufrirlo, debido a la grasa que tiende a acumular su piel. Sin embargo, hay muchas personas que ven cómo la adolescencia desaparece pero el acné continúa en su piel, no solo con veinte años, sino también con treinta.

Los dermatólogos siempre han dicho al respecto que la piel grasa, pese a ser algo muy rechazado por la sociedad, hace que la piel se mantenga tersa mucho más tiempo. Es algo así como un remedio natural antiarrugas. Eso no quita que tener acné siga siendo una lata; muchos adolescentes, incluso, se ven obligados a tomar pastillas para controlar la grasa de la piel. Suelen ser tratamientos agresivos, con los que la piel puede quedar mucho más débil, y que solo se recetan en casos específicos.

Pero, ahora, todos aquellos que hayan tenido o tengan acné están de enhorabuena. Un nuevo estudio británico ha demostrado la relación entre el acné y unos telómeros más largos. Los telómeros son las tapas que se sitúan en el extremo de cada cadena de nuestro ADN, y son los encargados de proteger nuestros cromosomas del deterioro. Según la dermatóloga Simone Ribero, autora principal del estudio, "son una parte esencial de la célula humana que afecta al envejecimiento. Se hacen más cortos con la edad. Las personas que tienen telómeros más largos, tienden a envejecer más lentamente en comparación con los que los tienen más cortos".

El acné podría tener su lado beneficioso "El acné podría tener su lado beneficioso"

Esto sería una prueba clara de lo que los dermátologos ya llevan diciendo muchos años. "Los dermatólogos han identificado que la piel de las personas que padecen acné parecen envejecer más lentamente que la de aquellos que nunca lo han sufrido. Si bien esto se ha podido observar en entornos clínicos, la causa no había sido esclarecida", explica Ribero.

Ribero trabajó con su equipo de investigación en el King's College de Londres, y ha publicado su estudio en Journal of Investigative Dermatology. Durante la investigación, Ribero y sus compañeros estuvieron analizando las células blancas de todos los participantes; fue entonces cuando se dieron cuenta de que aquellos que habían sufrido acné tenían unos telómeros más largos. Al ser los telómeros más largos, estos protegerían mejor los cromosomas del ADN del deterioro, y harían que el envejecimiento se retrasara notablemente.

No todo son malas noticias para aquellas personas que sufren acné, parece ser. Y es que toda esa grasa acumulada en la piel, esa que la sociedad dice que debe ser eliminada, es un protector natural contra las arrugas. ¡A disfrutar de una piel tersa hasta los sesenta años!

Comentarios