Buscar
Usuario

Vida

El abandono de mascotas continúa siendo muy elevado en España

La Fundación Affinity ha realizado un estudio con el que ha demostrado que las cifras siguen siendo preocupantes.

Durante estos últimos años se ha comenzado a creer que el concepto que tienen los seres humanos de los animales ha mejorado. Se ha hablado incluso de una humanización de las personas hacia sus mascotas, criticando esto hasta la saciedad; pero la otra cara de la moneda, la de abandonar y maltratar a los animales, continúa estando ahí. Con lo cual se viene a probar que los esfuerzos que se han hecho para tratar de hacer ver a la gente que un perro, un gato o cualquier otro animal no es un juguete, no han sido suficientes.

La Fundación Affinity ha presentado, un año más, un estudio sobre el Abandono y Adopcion de mascotas en España. Durante estos últimos tres años, el descenso del abandono se ha estancado por completo; es más, en 2017 las protectoras españolas recogieron 218 animales más que en 2016. Fueron un total de 138.000 animales los que tuvieron que ser acogidos por las protectoras, una cifra que continúa siendo muy preocupante.

Datos de la Fundación Affinity "Datos de la Fundación Affinity "

Isabel Buil, la directora de la Fundación, ha explicado que está preocupada por estas cifras porque "las cifras de abandono animal iban bajando cada año hasta hace tres años". No están consiguiendo, desde 2015, que las cifras bajen sino todo lo contrario. Es por eso que deben trabajarse más campañas de concienciación, y que se pide que se endurezcan las penas contra cualquier persona que abandone a su mascota.

Pero, ¿por qué alguien abandona a su mascota? Solemos preguntarnos habitualmente. La respuesta es mucho más sencilla (y cruel) de lo que podamos imaginar, y es que estos animales se compran debido a un impulso. "Se ve en un escaparate y se compra, sin haber hecho una reflexión seria previamente, lo que influye al abandono posterior", ha señalado Buil. 

No hay conciencia suficiente aún

Los que abandonan animales tras haberlos comprado en un impulso no han analizado previamente todo lo que tener una mascota supondrá, no han sido conscientes del esfuerzo económico y personal que requiere el tener un animal en casa. Porque ese perro, ese gato o ese conejo, compartirá con la familia los siguientes diez años, o incluso más. Durante ese tiempo habrá que sacarle a la calle, operarle en algunas ocasiones, mantenerle alimentado, con agua fresca, preocuparse de él durante las vacaciones y, sobre todo, ser consciente de que es un ser vivo con sus propias necesidades. Pero si esto no se tiene en cuenta, no se analiza previamente, nos encontramos con una responsabilidad que no somos capaces de gestionar; y es entonces cuando muchos optan por la salida cobarde de abandonar al animal.

Cuando un animal es recogido, solo hay un 43 % de posibilidades de que vuelva a ser adoptado. El 18 % de veces se devuelve a sus dueños, un 16 % continúa para siempre sin famiia, un 7 % fallece y un 2 % son sacrificados. Son tasas alarmantes, puesto que menos de la mitad de esos animales vuelve a encontrar una familia con la que pasar el resto de sus días. 

En el estudio que ha realizado la Fundación Affinity, han descubierto que en el 15 % de los casos se abandona una mascota porque dio a luz a una camada que no se deseaba; en el 12 % de los casos es porque ha acabado la temporada de caza, otro 12 % de veces por factores económicos y, en un 10 % de ocasiones, porque se ha perdido el interés en el animal. Lo que la Fundación propone es que se obligue a las familias a reflexionar antes de comprar un animal, así como identificarlos siempre con un chip para poder recuperar a la mascota si se pierde.

Artículos recomendados

Comentarios