8 planes diferentes que hacer en Madrid cuando ya lo has hecho todo

8 planes diferentes que hacer en Madrid cuando ya lo has hecho todo

Si vives en Madrid probablemente creas que ya has explotado todas sus posibilidades, sin embargo, te contamos 8 planes para redescubrir la ciudad.

Restaurantes, museos, cines, teatros, mercados. La oferta de ocio de la ciudad de Madrid parece practicamente infinita. Sin embargo, aquellos que viven en la capital pueden tener la sensación de haber recorrido cada milímetro de sus calles y de conocer ya todos los planes y actividades posibles. Nada más lejos de la realidad.

Madrid cuenta con rincones desconocidos y actividades novedosas que probablemente aún no conozcas. Te contamos ocho planes con los que salir de la rutina y descubrir la ciudad de una forma diferente.

1 Visitar la estación "fantasma" de Chamberí

La estación fantasma de Chamberí "La estación fantasma de Chamberí"

Algunos recordarán esta pequeña estación en pleno funcionamiento, ya que conectaba Sol con Cuatro Caminos y formó parte de la línea 1 de Metro hasta 1966, cuando fue cerrada y convertida en un museo. Ahora, los trenes continúan atravesando el lugar sin detenerse, lo que ha provocado que este lugar se conozca como "la estación fantasma". 

Pero, ¿Qué podemos esperar de ella como lugar de visita? Descubrir la estación de Chamberí supone realizar un viaje al pasado, ya que se conserva tal y como era entonces, cuando por sus pasillos aún circulaban multitudes con prisas tos los días. La caseta de los trabajadores, la máquina expendedora de billetes, los tornos, letreros informativos, señales y anuncios publicitarios en los azulejos, constituyen auténticas reliquias y reflejan otra parte de la historia de Madrid.

La visita incluye, además, la visualización de un vídeo que recoge la historia del Metro de Madrid, en una pequeña sala de cine improvisada en una de las antiguas salidas del metro que dota la actividad de un encanto especial.

2 Ver una obra en el Microteatro

'Microteatro por Dinero' "'Microteatro por Dinero'"

La oferta cultural de Madrid es muy amplia, pero además, es variada e imprevisible. Muestra de ello son los locales de microteatro que, por un precio muy reducido, ofrecen representaciones teatrales con unas curiosas características: duran 15 minutos, tienen lugar en espacios de 15 metros cuadrados y a ellas tan solo pueden asistir 15 personas como público.

Este es el caso de la compañía Microteatro por Dinero, que te permite vivir muy, pero muy de cerca el teatro y, además, te ofrece la posibilidad de tomar algo antes o después de la función y disfrutar del ambiente que se respira

3 Conocer el Palacio de Cristal de Arganzuela

Palacio de Cristal "Palacio de Cristal"

De sobra conocido es el Palacio de Cristal que se encuentra en el Retiro y donde la luz campa a sus anchas en una casa etérea de muros transparentes. Sin embargo, no es el único edificio de esas características que se puede visitar en Madrid. De hecho, la ciudad cuenta con otro Palacio de Cristal que es, practicamente, secreto.

Además de la belleza de su estructura, este palacio situado en la Aganzuela (Paseo de la Chopera, 10) puede presumir de otro valor añadidio. Y es que dentro alberga más de 9.000 especies de plantas de todo el mundo que residen en él de forma permanente.

4 Descubrir el Museo Cerralbo

Museo Cerralbo "Museo Cerralbo"

Es, sin duda, uno de los museos menos conocidos de Madrid y que, con toda certeza, te sorprenderán. El Museo Cerralbo se encuentra en la calle Ventura Rodríguez, cerca de Plaza España, y se trata del palacete que actualmente es la sede del museo Cerralbo, edificio de finales del siglo XIX, que se terminó de construir en 1893 por encargo del Marqués de Cerralbo, que da origen a su nombre.

En su interior acoge un estilo arquitectónico de lo más ecléctico, que sorprende debido a la curiosa combinación de la decoración neobarroca y rococó. Pero el encanto de este lugar reside además en la posibilidad de conocer la vida de la aristocracia madrileña a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

5 Hacer una ruta temática

Una ruta por el Madrid de Almodóvar "Una ruta por el Madrid de Almodóvar"

Desde las localizaciones de las películas de Almodóvar hasta un recorrido por las mujeres que marcaron la historia. Madrid ofrece rutas de lo más originales para conocer en profunidad algunas de las partes más curiosas de la capital. Y hay para todos los gustos. 

Para los más nostálgicos, 'Yo soy kronen' celebra que hace 25 años la obra 'Historias del Kronen' marcará un hito en la cultura social de los años 90. Por ello, entre otras actividades, ofrece un recorrido por Madrid que promete visitar los lugares más emblemáticos de la década.

Si por el contrario, prefieres redescubrir la ciudad a través de la mirada de Almodóvar y su cine, la ruta 'Un paseo por el Madrid de Almódovar', muestra las principales localizaciones de sus películas, desde 'Pepi', 'Luci Bom y otras chicas del montón' hasta 'Julieta', pasando por 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'.

De las mujeres de Almódovar a las mujeres del siglo XX, un apasionante paseo por Madrid te ofrece la posibilidad de visitar los cafés en los que se reunieron grupos cruciales en la historia como las sufragistas o las olvidadas 'sin sombrero'. Las calles de la capital te premitirán conocer mejor la vida de Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán, Clara Campoamor o el resto de mujeres que alzaron la voz cuando no se las escuchaba.

6 Viajar a un iglú en pleno centro de Madrid

Ice Bar en Madrid "Ice Bar en Madrid"

El lugar perfecto para los amantes del frío está bastante más cerca de lo que parece. Ya no hace falta viajar largos kilómetros para vivir de cerca las temperaturas polares o disfrutar visitando un iglú.

El Ice Bar de Madrid te ofrece la posibilidad de disfrutar de una copa  (o lo que quieras) a una temperatura de entre -6 y -8 grados centígrados. Todo ello, rodeados de elegantes esculturas de hielo talladas a mano y una pantalla plana que proyecta auroras boreales.

Eso sí, antes de ir vestido a base de capas, tienes que saber que el propio local te proporciona un poncho térmico, especialmente diseñado para mantenerte en calor, por lo que podrás disfrutar de un rato agradable sin sufrir a causa del frío o la humedad.

Además de viajar a los países nórdicos sin moverte de la ciudad, también puedes acudir cuando se celebre uno de los muchos eventos especiales que acoge el Ice Bar. Deesde degustaciones de vodka, hasta ofertas especiales para enamorados, la experiencia más fría de Madrid da mucho de sí.

7 Visitar la casa del Ratoncito Pérez

La casa del Ratón Pérez "La casa del Ratón Pérez"

A unos pasos de la Puerta del Sol, en la calle Arenal, se encuentra nada menos que la vivienda del Ratoncito Pérez, y es completamente visitable. Este Museo para los más pequeños de la casa ( y los no tan pequeños) cuenta con versiones en miniatura de cientos de objetos cotidianos y te permitirá conocer la curiosa historia de su inquilino.

Pero, además de descubrir que el mágico personaje nació en Madrid en el siglo XIX y muchos más datos curiosos sobre su figura, conocerás con todo detalle su casa, que según cuenta la leyenda, se trataba de una caja de galletas de canela.

Los dientes de personalidades famosas, la primera  carta que reibió el Ratoncito Pérez, o diferentes y originales escondites, son algunas de los secretos que guarda este mágico y misterioso lugar.

8 Descubrir las galerías ocultas de Madrid

'Los viajes del agua' "'Los viajes del agua'"

El subsuelo de la capital se encuentra surcado por cientos de kilómetros de galerías ocultas que aún son un misterio para muchos y que están, sin embargo, plagadas de importancia histórica

Son 'los viajes del agua' y se trata del sistema de canalizaciones que trajeron consigo los árabes para recoger acuíferos subterráneos. Fue también uno de los motivos que en 1561 impulsaron a Felipe II a instalar la capital de España en Madrid.

El interior de la infraestructura es ahora visitable a través de rutas guiadas por los antiguos conductos excavados en el suelo. Eso sí, es importante tener en cuenta que el recorrido se lleva a cabo prácticamente a oscuras, por lo que no es apto para aquellos que sufren de claustrofobia. Sin embargo, si estás dispuesto a afrontar el riesgo, la experiencia merece la pena.

Comentarios