Buscar
Usuario

Noticias

35 mujeres detenidas en Irán por acudir a un partido de fútbol

Desde que se estableciesen los ayatolás en el poder en 1979, las mujeres iraníes tienen prohibido acudir a los encuentros de fútbol.

En Irán las mujeres no tienen derecho a acudir a un partido de fútbol para animar a su equipo. Esto sucede desde 1979 cuando tuvo lugar la Revolución Islámica y los ayatolás se establecieron en el poder, momento desde el cual las mujeres iraníes han visto coartada su libertad por su simple identidad de género. 

Por este ridículo motivo, 35 mujeres fueron detenidas el pasado jueves 1 de marzo cuando asistieron al encuentro que se disputaba en el estadio de Azadí (Teherán), entre el Esteghlal y el Persepolis FC. Lo curioso es que el nombre del estadio significa 'libertad' en persa, algo de lo que no disponen las iraníes. Era tan importante el partido que el portavoz del Ministerio del Interior de la República Islámica, Salman Samanid, no quiso perdérselo. Cuando las 35 mujeres fueron arrestadas, Samanid dijo que no se trataba de una detención sino que estas habían sido llevadas "a un lugar adecuado". Además, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, también acudió al encuentro. 

Las mujeres iraníes sólo han podido acudir al fútbol masculino una vez desde 1979 "Las mujeres iraníes sólo han podido acudir al fútbol masculino una vez desde 1979"

Según informa la BBC las detenidas fueron liberadas una vez terminó el partido, pero no por esto debe parecernos menos grave, ya que este hecho es otra forma más de violencia contra la mujer. Y es que desde 1979, las iraníes sólo han podido acudir a un estadio en una ocación, fue en 2006 durante la fase de clasificación para el mundial que se celebraría ese mismo año en Alemania.

Justo el día antes al encuentro Masih Alinejad, activista por los derechos de las mujeres, pidió a las iraníes a través de sus redes sociales que acudieran al partido. "El presidente de la FIFA estará mañana en el estadio. Desearía que las mujeres se reunieran afuera del estadio para pedirles a los hombres que no entren sin ellas". Otras mujeres se sumaron a la protesta y reclamaron también en twitter que ir a un partido de fútbol es "un derecho básico" y que "era la mejor oportunidad para romper un tabú" que dura casi 40 años. 

Se disfrazó de hombre para poder animar a su equipo

En 2016 una mujer llamada Hanieh se disfrazó de hombre y se coló en el mismo estadio al que acudieron las 35 detenidas, para ver al que es su equipo favorito, el Persepolis. Incluso dejó constancia de lo que hizo, ya que se fotografió en el estadio y colgó la imagen en su cuenta de instagram. "Había dicho que iría al estadio Azadí y aquí estoy", escribió acompañando la publicación.  

Hanieh se "Hanieh se "coló" en un partido de fútbol en 2016"

Para ello, Hanieh tuvo que pintarse la cara de rojo, ponerse un gorro y vestirse con cinco pantalones y cinco camisetas. Cuando la sociedad supo lo que esta joven había hecho, fue amenazada de muerte. "Hay que detener a esta chica que no respeta las normas, ponerla en una jaula y quemarla ante el mismo estadio para dar una lección a todas las mujeres amantes del fútbol, no sólo en Irán sino en todo el mundo". Esto lo escribió un hombre en una web conservadora llamada Tabnak. 

Sin embargo, Hanieh no se acongojó sino que además compartió la amenaza en su propia cuenta de instagram y contestó a quien la escribió. "¿Por qué delito quieren quemarme? ¿Quizá por el placer de mirar el partido de mi equipo favorito y animar a sus jugadores o quizá por haber estado entre hombres que se dirigían a mí de forma respetuosa?", preguntaba de forma irónica la joven que desafió el orden establecido en Irán. 

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados