Buscar
Usuario

Vida

Tiene 32 años y la apariencia de un niño de 13: el caso del hombre que dejó de envejecer

El cuerpo de Denis Vashurin se paralizó en el tiempo cuando llegó a la adolescencia y ahora ha querido contar su historia.

Tiene 32 años y la apariencia de un niño de 13: el caso del hombre que dejó de envejecer

"Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver!", decía el poema de Rubén Darío. Envejecer es ley de vida, por lo que la juventud se nos acaba escapando a todos irremedibalemente. Aunque no a todos de la misma manera, y sino que se lo pregunten a Denis Vashurin, un hombre de 32 años que guarda la apariencia de un adolescente de 13.

El ruso, que reside en la región oriental de Primorie, dejó de desarrollarse cuando cumplió 13 años debido a un error genético que, literalmente, lo congeló en el tiempo. "Muchas personas creen que físicamente me siento tan joven como aparento, pero tengo los mismos dolores y molestias que otros adultos", ha matizado.

Desde que era niño, Vashurin comenzó a notar que no se desarrollaba de igual manera que sus amigos y compañeros de clase, sin embargo, ello no le impidió llevar una vida normal, estudiando, haciendo deporte y jugando como el resto de chicos y chicas de su edad.

"Cuando me di cuenta de que no cambiaría físicamente, me sentí un poco incómodo. Pensé en cómo sería todo, cómo seguiría mi vida, si sería difícil para mí", ha relatado desde el canal de YouTube 'Vasya in sene', donde ha querido compatir su historia.

Que su cuerpo haya dejado de envejecer aún es un misterio, ya que Denis Vashurin jamás ha acudido a un especialista. "Me siento bien. Nunca he tenido problemas de salud, así que no tengo porque ponerme en manos de ningún médico", ha expresado.

Denis Vashurin, el himbre ruso de 32 años con la apariencia de un niño de 13 "Denis Vashurin, el himbre ruso de 32 años con la apariencia de un niño de 13"

Pide comprensión a la sociedad 

Denis Vashurin actualmente lleva una vida normal, trabaja en una empresa de suministro eléctrico y vive en un pequeño pueblo donde todo el mundo le conoce, por lo que ya no tiene que sufrir miradas ni situaciones incómodas por su aspecto. Además, tiene pareja, con la que asegura que es muy feliz. 

Sin embargo, a lo largo de su vida sí que ha tenido que sufrir desagradables incidentes. Más allá de las bromas y burlas de algunas personas, ha sido parado alguna vez por la Policía de tráfico mientras conducía al creer que se trataba de un niño. 

Para Denis, lo más difícil es la falta de comprensión de la sociedad. "No puedes vivir mi vida. No sabes cómo vivirías en mi cuerpo, en mi situación, en qué tipo de persona te convertirías. Por lo tanto, no juzgues", ha pedido.

Artículos recomendados

Comentarios