12 condiciones para ser un buen colaborador de 'Sálvame'

12 condiciones para ser un buen colaborador de 'Sálvame'

Repasamos doce ítems que uno debería cumplir si desea ocupar una silla en el neo-reality de Telecinco.

Televisión Dany Blázquez Dany Blázquez 03 Julio 2017 17:36

No es nada fácil ser colaborador de 'Sálvame'. El programa pasa en directo cuatro horas diarias y hay mucho contenido que generar. A pesar de haber comenzado como una especie de debate sobre 'Supervivientes', el espacio ha ido trasformándose con los años hasta haberse convertido en un programa del corazón postmoderno. Aquí no se habla solo de los famosetes de turno: ser colaborador de 'Sálvame' supone convertirse en un personaje más de la prensa del corazón.

Si se le puede otorgar una virtud al espacio de Telecinco esa es la de haber sabido construir su propia marca. El programa cuenta con unas características muy precisas y sus colaboradores forman parte de un gremio muy reducido en el que es muy difícil entrar. No obstante, si uno desea ocupar una silla en el neo-reality de Telecinco puede que con cumplir las siguientes características lo tenga más fácil...

1 Tener un iPhone

Que se note el caché "Que se note el caché"

Lo más probable es que se trate tan solo de una sencilla casualidad, pero lo cierto es que no hay colaborador en 'Sálvame' que no cuente con el último iPhone del mercado. Parece que el teléfono de Apple es un imán para recibir información de los famosetes que están de actualidad.

2 Levantar el móvil cuando das una información

Que quede bien claro que el cotilleo te acaba de llegar bien calentito "Que quede bien claro que el cotilleo te acaba de llegar bien calentito"

Si los espectadores de 'Sálvame' sabemos que sus colaboradores usan iPhone es porque lo muestran de vez en cuando a cámara. Es muy importante levantar el teléfono cuando uno da una información. Que quede bien claro que el cotilleo te acaba de llegar bien calentito. Si lo sueltas sin más parecerá que te lo estás inventando, pero si enseñas el móvil demostrarás que es una información fiable y contrastada.

3 Gritar

¡Que se oiga bien fuerte! "¡Que se oiga bien fuerte!"

En 'Sálvame' si no gritas, no te oyen. Gritar también le da valor a una información. Llega con más fuerza, impacta más en el público y te aseguras que el espectador no se duerma fácilmente, ya que el programa se emite a la hora de la siesta. Hay que cuidarse la voz porque el que genere más decibelios, gana. ¿Acaso no es Belén Esteban la colaboradora mejor pagada? Por algo será.

4 Llorar

El público tiene que empatizar contigo "El público tiene que empatizar contigo"

Saber llorar es vital para sobrevivir en el programa. Bien de lagrimones. Hay que demostrar que uno también tiene su corazoncito. Así que de vez en cuando una llorera nunca viene mal. Y si es con Jorge Javier presente, mejor. El presentar sabe exprimir a un colaborador sensible al máximo. Además, reconoce abiertamente que por cada lágrima que caiga se suma una décima en el share. Y hay que reventar los audímetros.

5 Hablar de tu vida privada

Tu vida ya no es privada "Tu vida ya no es privada"

Como decíamos al principio, los colaboradores de 'Sálvame' se han convertido en los auténticos protagonistas del espacio. Son ellos los personajes que generan su propio contenido en el programa. Dosifican en capítulos los sucesos más polémicos de su vida y son unos maestros en enganchar al público con sus dramas personales y sus conflictos laborales. Aunque, en el fondo, son un gran familia.

6 Golpear la mesa con una botella de agua para darle énfasis al discurso

Todo colaborador tiene su botella de agua "Todo colaborador tiene su botella de agua"

Hace tiempo que las marcas aprovechan el tirón del programa para promocionar sus productos en el espacio. Desde hace unos años, cada colaborador cuenta con una botella de agua a su disposición de manera que el espectador pueda ver la marca de agua que los famosos consumen. Pues bien, la botellita en cuestión está tan integrada en el entorno del programa que los colaboradores la utilizan de vez en cuando para darle énfasis a su discurso. El truco está en golpear la mesa con la botella de agua al son de las sílabas tónicas de las palabras que uno verbaliza.

7 Saber hacer la croqueta

También hay que pasar pruebas físicas para trabajar en 'Sálvame' "También hay que pasar pruebas físicas para trabajar en 'Sálvame'"

Es uno de los clásicos del programa y no podía faltar en esta lista. Hacer la croqueta es una de las pruebas por excelencia que cualquier aspirante a ocupar una silla de 'Sálvame' debe aprobar, y si es con nota mejor. Es probable que el origen de esta tradición, que se pone en práctica cuando se produce algo insólito o sorprendente en el programa, lo encontremos en Mila Ximénez. Nadie mejor que ella para rebozarse por el suelo del plató.

8 Operarse

Esto no es 'Cámbiame', pero como si lo fuera "Esto no es 'Cámbiame', pero como si lo fuera"

Si trabajas en 'Sálvame', acabarás operándote la cara. Sucede de manera periódica,de vez en cuando un colaborador pasa por el quirófano. Y, cuando te toque a ti, te ausentarás unas semanas para volver rejuvenecido pero hinchado y marcándote un 'Deluxe'. Puedes elegir cualquier parte del cuerpo: la cara, las orejas, el pecho... Lo importante que se trate de un cambio significativo y que traten tu regreso como un auténtico acontecimiento.

9 No tener sentido del ridículo

La buena payasada "La buena payasada"

Seamos honestos: el programa es una auténtica obra de arte. Es divertido, gamberro, incorrecto y polémico. Por eso es tan importante que sus colaboradores no tengan sentido del ridículo, y que sean capaces de hacer números musicales, disfrazarse de personajes históricos o convertirse en los cuadros más famosos de la historia del arte.

10 Tener problemas económicos

La Benito vendió una nave industrial gracias a 'Sálvame' "La Benito vendió una nave industrial gracias a 'Sálvame'"

No sabemos si Hacienda va a hacerte una inspección por ser colaborador de 'Sálvame', o si para trabajar en el programa hacer falta tener problemas con Montoro, pero el caso es que casi todos los colaboradores del programa han sido víctimas de problemas ecónomicos que, gracias al espacio de Telecinco, han ido solventando como podían. Así que si te postulas como colaborador de 'Sálvame', ¡cuida tu bolsillo!

11 Cebar una chorrada como si fuera un bombazo y soltarla 5 minutos antes de terminar el programa

Pulpillo y bombazo: ingredientes básicos de todo colaborador "Pulpillo y bombazo: ingredientes básicos de todo colaborador"

Esta es una de las condiciones más importantes para ser colaborador de 'Sálvame'. Tienes que generar grandes expectativas sobre un supuesto bombazo que vas a soltar, aunque sea una chorrada tipo "exclusiva: Carlota Corredera ha adelgazado otro kilo". Lo importante es conseguir mantener al espectador pegado a la pantalla durante cuatro horas, y soltar tu bombazo a las ocho y diez de la tarde, cinco minutos antes de que llamen a un espectador para que diga la frase de turno y que no la diga.

12 Llamar a un espectador y que no se lleve el premio

En verano también veo Telecinco "En verano también veo Telecinco"

Cada día el programa propone un juego a los espectadores: dejarse una pasta mandando ese-eme-eses para que te llamen tres meses después y hacer el ridículo en la tele por contestar "¿diga?" y no decir la puñetera frase del día. Pues bien, si te toca el espectador listo y recita la frase en cuestión, hay que fingir que te alegras de que la empresa en la que trabajas pierda dinero; pero lo importante es conseguir que al otro lado del teléfono no se lleven el premio.

Comentarios