Buscar
Usuario

Vida

10 alimentos antiinflamatorios con los que no tendrás que recurrir al ibuprofeno

Los alimentos cuentan con diversas propiedades, entre ella antiinflamatorias: te contamos cuáles podrán convertirse en tus aliados.

10 alimentos antiinflamatorios con los que no tendrás que recurrir al ibuprofeno

Los alimentos tienen gran cantidad de propiedades, y algunos de ellos son también buenos aliados para combatir inflamaciones y prevenir diversas enfermedades. En algunas ocasiones la inflamación es positiva, ya que es una de las maneras que tiene nuestro organismo para protegerse: el sistema inmunitario se activa cuando su cuerpo reconoce cualquier cosa extraña, como un microbio invasor.

A pesar de ello, la inflamación puede persistir a lo largo de días, incluso cuando ya no existe ninguna amenaza. Sin embargo, existen diversas formas de combatirla, como la buena alimentación, aunque también hay productos que ayudan al cuerpo a crear sus propios antiinflamatorios.

Los antiinflamatorios son también importantes, ya que la inflamación crónica favorece la aparición y el desarrollo de algunos tumores, como los de colon, hígado, estómago o vejiga; la hepatitis C y la infección por Helicobacter pylori. Por ello, la Fundación Española del Corazón señala la importancia de conocer estos alimentos, que actuaán como 'Ibuprofenos' naturales.

1 Bayas

Las bayas tienen efectos antiinflamatorios importantes "Las bayas tienen efectos antiinflamatorios importantes"

Las bayas son frutos comunes, pequeños, llenos de fibra, vitaminas y minerales. Hay diversos tipos, como las fresas, los arándanos, las frambuesas o las moras. Además, algunos estudios muestran que estas bayas contienen antioxidantes conocidos como antocianinas que tienen efectos antiinflamatorios importantes. Asimismo, sus sustancias fomentan la producción de células NK, base para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

2 Pescado azul

Los pescados grasos son ricos en ácidos omega 3 "Los pescados grasos son ricos en ácidos omega 3"

El pescado en general es una gran fuente de proteínas y de ácidos grasos omega 3 EPA y DHA. Los pescados grasos como el salmón, la sardina, el arenque o la caballa son especialmente ricos en estos ácidos. Además, los ácidos grasos omega 3 EPA y DHA reducen la inflamación porque el organismo los metaboliza en resolvinas y proteínas, que tienen efectos antiinflamatorios. De esta manera, el consumo de este tipo de pescado ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedades renales.

3 Brócoli 

El brócoli es una de las verduras más nutritivas "El brócoli es una de las verduras más nutritivas"

El brócoli es un vegetal generoso en vitaminas y minerales, una de las verduras más nutritivas. El brócoli, además, es rico en sulforafano, antioxidante que combate la inflamación al reducir los niveles de citocinas NF-kB, que impulsan la inflamación.

Además, se ha demostrado que también contiene propiedades anticancerígenas, antiánemicas, preventivas de la gastritis y reductoras de la función tiroidea y de la degeneración de la retina. Se recomienda que, a la hora de consumirlo, seamos cuidadosos en su preparado para que continúe manteniendo todas sus propiedades, cocinándolo a unos 5-7 minutos al vapor.

4 Aguacates

Los aguacates pueden reducir la inflamación "Los aguacates pueden reducir la inflamación"

Los aguacates son uno de los alimentos más populares actualmente, y su composición provoca que sea un alimento extraordinario y beneficioso. Está cargado de grasa saludable, es rico en vitamina E, y tiene diversos minerales y vitaminas. 

Están repletos de potasio, magnesio, fibra y grasas monoinsaturadas que son saludables para el corazón. Cuenta también con azúcar AV119, con la que puede reducir la inflamación de las células jóvenes de la piel.

Según un estudio, las personas que consumían una rebanada de aguacate con una hamburguesa tenían los marcadores inflamatorios NF-kB e IL-6 con niveles más bajos, en comparación a los que comían la hamburguesa sola.

5 Té verde

El té verde ayuda a reducir el riesgo de varias enfermedades "El té verde ayuda a reducir el riesgo de varias enfermedades"

El té verde es una de las bebidas más saludables, ya que no tiene calorías ni contiene proteínas, grasas ni carbohidratos. Cuenta con gran cantidad de vitaminas, como la A, C y E, además de flúor, zinc y cobre que aporta en pequeñas cantidades. 

El té verde ayuda a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, cáncer, alzheimer y obesidad, ya que contiene una sustancia antiinflamatoria conocida como epigalocatequina-3-galato (EGCG), que inhibe la inflamación al reducir la producción de citocinas proinflamatorias y el daño a los ácidos grasos en las células.

6 Pimientos

Los pimientos tienen antioxidantes con efectos antiinflamatorios "Los pimientos tienen antioxidantes con efectos antiinflamatorios"

Los pimientos tienen un alto contenido de agua y además proporcionan un bajo aporte calórico. Poseen una concentración relevante de micronutrientes y fibra, con los que podemos sentirnos saciados fácilmente. Asimismo, cada variedad de pimiento está cargada de vitamina C y antioxidantes con efectos antiinflamatorios.

Al consumirlos, los pimientos proporcionan quercetina, un flavonol con propiedades antioxidantes que puede reducir el daño oxidativo a aquellos que padezcan sarcoidosis.

7 Uvas

Las uvas tienen nutrientes capaces de reducir la inflamación "Las uvas tienen nutrientes capaces de reducir la inflamación"

Las uvas son energéticas, ya que tienen abundantes hidratos de carbono de rápida asimilación, que se ralentiza gracias a su fibra. Contienen vitamina C y betacaroteno, y entre sus minerales destacan el potasio, el cobre y el hierro, aunque también tienen calcio, fósforo o magnesio, entre otros.

Además, tienen antocianinas, pigmentos coloreados que pertenecen al grupo fenólico, capaces de reducir la inflamación. Al consumirlas podemos disminuir el riesgo de varias enfermedades, como la diabetes, la obesidad, el alzheimer o algunos trastornos oculares.

8 Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedades cardíacas "El aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedades cardíacas"

A día de hoy, el aceite de oliva tiene un papel esencial en nuestra mesa, y España es el primer productor mundial de aceite de oliva.

Está compuesto por un 70% de ácidos gratos monoinsaturados, pero además es rico en polifenoles y vitamina E. 

Los estudios relacionan el aceite de oliva virgen extra con un riesgo reducido de las enfermedades cardíacas, cáncer cerebral y otras afecciones graves.

En un estudio que se realizó acerca de la dieta mediterránea, se demostró que varios marcadores inflamatorios disminuyeron de manera significativa en aquellos que consumieron, al menos, 50 ml de aceite de oliva a diario, y es que este aceite contiene oleocantal, un antioxidante que se ha comparado incluso con el ibuprofeno.

9 Chocolate negro y cacao

El chocolate negro contiene flavonoides "El chocolate negro contiene flavonoides"

El consumo de chocolate negro en su justa medida puede ser muy beneficioso para la salud, ya que contiene flavonoides, especialmente buenos para la salud del corazón y es fuente de antioxidantes, además de que también posee minerales como cobre, magnesio, hierro y potasio.

Sus antioxidantes reducen la inflamación y también el riesgo de enfermedad, además de que conducen a un envejecimiento más saludable gracias a los ya mencionados flavanoles, que mantienen en forma las células endoteliales que recubren las arterias.

No obstante, no todos los tipos de chocolate negro son buena opción, y no todos pueden considerarse chocolate negro como tal: hará falta que tengan, al menos, un 70% de cacao.

10 Tomates

Los tomates son ricos en licopeno "Los tomates son ricos en licopeno"

El tomate contiene pocas calorías, ya que la mayor parte de su peso corresponde a agua. Tiene azúcares simples y algunos ácidos orgánicos, como el cítrico y el málico, que hacen que tenga un sabor tan apetecible.

Son ricos en vitaminas antioxidantes, C, E y A, esta última en forma del precursor betacaroteno. También contienen vitaminas del grupo B, y aportan potasio, fósforo y magnesio.

Asimismo, son ricos en licopeno, un antioxidante con propiedades antiinflamatorias que puede reducir los compuestos proinflamatorios relacionados con varios tipos de cáncer. Además, las mejores fuentes de licopeno se adquieren con el tomate cocinado, ya que el licopeno se absorbe co el triple de eficacia después de que el calor haya roto las membranas celulares.

Artículos recomendados

Comentarios