Un padre abusa de su hija menor durante seis años y el fiscal pide seis meses de prisión

Un padre abusa de su hija menor durante seis años y el fiscal pide seis meses de prisión

El padre ha confesado haber abusado de su hija durante seis años durante seis años, dos o tres veces por semana.

Noticias María Pérez García María Pérez García 25 Noviembre 2016 12:43

Los lugareños de un pueblo de Pozuelo de Calatrava (Ciudad Real) han tenido que escuchar un testimonio estremecedor. Un padre del lugar reconocía ante el juez y la fiscalía haber abusado de su hija, menor de edad, durante seis años, dos o tres veces por semana. 

un padre abusa de su hija menor durante seis años y el fiscal pide seis meses de prisión

El acusado no ha negado en ningún momento los cargos que se le imputaban, asegurando que era "verdad" el relato que había presentado la fiscalía. A pesar de haber reconocido los hechos, el agresor ha intentado defenderse, asegurando que "no estaba en sus cabales" en los momentos de las agresiones y afirmando que es consciente de lo que ha hecho "está mal". 

El juicio, celebrado en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, ha quedado visto para sentencia. El fiscal, ante la gravedad de los hechos, ha pedido catorce años y cuatro meses de prisión para el acusado, además de la retirada de la patria potestad. 

Finalmente, el ministerio fiscal ha rebajado la petición a seis meses de prisión por un delito de agresión sexual continuado, ya que el acusado ha confesado explícitamente los abusos. 

Según el relato de la víctima, el acusado comenzó a abusar de ella cuando esta tenía siete años, llevando a cabo múltiples actos de naturaleza sexual. La menor, en busca de ayuda, decidió informar a un familiar de la situación que estaba viviendo. Posteriormente se lo confesó a su madre delante de su padre, el cual permaneció en silencio

Ha sido la madre de la niña la que ha denunciado los hechos ante la policía. Además, ha roto por completo la relación con su marido.

Otros casos similares

Desgraciadamente las sentencias en estos casos son muy dispares "Desgraciadamente las sentencias en estos casos son muy dispares"

Podemos decir que son casos parecidos por las circunstancias, pero las condenas distan muchos de ser iguales. El primer caso viene de la mano de un padre de Montana, condenado a 60 días de cárcel por violar a su hija de doce años.

A pesar de que la fiscalía solicitase 25 años de prisión, el juez encargado de instruir el caso abogó por la "rehabilitación en lugar de la detención". Además, las declaraciones de la familia del acusado no ayudaron a que el juez impusiese una condena más severa, ya que la madre de la víctima y esposa del acusado declaró que una condena tan larga era "demasiado dura"

Más 'suerte' corrió una joven de Fresno, California, que tuvo el valor de denunciar a su padre por haber abusado de ella durante cuatro años. 

La víctima pudo descansar al ver como el jurado declaraba culpable a su agresor de 186 cargos de violación, por lo que el juez dictaminó una sentencia de 1.503 años de cárcel. La condena podría haber sido más leve, 22 años de prisión, en el caso de que el detenido se hubiese declarado culpable, pero este siempre negó los hechos. 

Comentarios