Estas son las duras consecuencias que traerá la reforma sanitaria de Trump

Estas son las duras consecuencias que traerá la reforma sanitaria de Trump

La nueva medida del magnate excluirá a 24 millones de personas del sistema sanitario en tan solo una década.

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 05 Mayo 2017 17:42

"La gente está sufriendo tanto con los estragos del Obamacare, que en lo que a mí respecta, vamos a derogarlo y sustituirlo, puesto que es obvio que está fallando". Con estas palabras, el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se opuso al denominado como Obamacare, una medida que garantizaba el acceso a los servicios sanitarios a las personas con menos recursos en la primera potencia económica.

Las palabras fueron parte de una promesa electoral que ahora se materializa. Con el apoyo que le brindó el pasado jueves 4 de mayo la Cámara Baja del Congreso, Trump cuenta con vía libre para imponer su American Health Care Act.

El Obamacare fue el gran proyecto del presidente Barack Obama "El Obamacare fue el gran proyecto del presidente Barack Obama"

El Partido Republicano se ha mostrado de manera prácticamente unánime a favor del mandatario. Consideran que la nueva reforma permitirá que los estadounidenses tengan libertad para gastar el dinero en lo que quieran y que todo reducirá costes en torno a la Sanidad (una medida discutible, puesto que España gasta menos porcentaje de su PIB en Sanidad que Estados Unidos, a pesar de contar con una carta de servicios público mucho más amplia).

Por su parte, los detractores de la medida, como el senador Bernie Sanders o la excandidata demócrata, Hillary Clinton, advierten que la nueva legislación impedirá el acceso a los servicios sanitarios a muchos ciudadanos que no cuentan con la suficiente base económica para acceder a ciertos tratamientos.

En España, donde los costes son mucho menores que en Estados Unidos, una operación cuesta 2.000 euros, un día de hospitalización 146 y la comida son unos 40 euros diarios. A ello se suma las hospitalizaciones en la UCI, donde todo sube a los 2.061 euros por jornada. Todo ello, en la Sanidad Pública, por lo que habría que sumar a todos estos costes, el beneficio que la empresa considere oportuno. ¿Son gastos que pueda permitirse cualquier ciudadano?

Miles de ciudadanos excluidos

Excluir del sistema sanitario a los ciudadanos en base a las posibilidades que ofrece su cartera tiene consecuencias. Bernie Sanders apuntó en la CNN lo siguiente: "si el proyecto de ley aprobado hoy en la Cámara se convirtiera en ley, miles de estadounidenses morirían porque ya no tendrían acceso a la atención médica".

La reforma sanitaria de Donald Trump ha provocado múltiples manifestaciones a lo largo de todo el país "La reforma sanitaria de Donald Trump ha provocado múltiples manifestaciones a lo largo de todo el país"

Según datos oficiales proporcionados por la Oficina de Presupuesto del Congreso, una reforma como la que quiere imponer Trump podría suponer la exclusión de hasta 24 millones de personas en tan solo una década. 24 millones de personas supone la mitad de la población de España sin ningún tipo de prestación sanitaria ante un imprevisto como un cáncer o un infarto.

Si los afectados cuentan con una enfermedad crónica, se enfrentan a la posibilidad de que tengan que pagar importes más altos que los de una persona que no lo es. Precisamente con ello quiso acabar el Obamacare, pero en este caso, los pacientes que tengan enfermedades "poco rentables" para las empresas privadas pueden verse con problemas para, simplemente, continuar con vida.

Si el afectado es una persona con pocos recursos, entonces sus problemas se verán aún agravados. Trump ha afirmado que limitará la expansión y reducirá el apoyo federal del Medicaid, un programa que abastece con unos mínimos a las familias más humildes. Son un quinto de la población, por lo que los afectados son numerosos.

En este caso, el presidente deberá decidir cómo relata esta medida a sus votantes, puesto que la mayoría proceden de clases humildes que se han visto empobrecidas por la pérdida de sus puestos de trabajo y que antes votaban demócrata en búsqueda de una mayor protección social. Este tipo de medidas se puede volver, precisamente, en su contra.

Gastos inasumibles

Los gastos sanitarios son especialmente altos en Estados Unidos, pero la reforma permitirá que los servicios se encarezcan porque las empresas pueden ejercer un mayor poder sobre sus pacientes.

Por todo ello, cualquier imprevisto puede suponer un duro revés para una familia de clase media que, viendo las cifras, tendría un grave problema para sobreponerse.

Según señala el Center of American Progress, un paciente de 40 años pagaría 71.880 dólares más por sufrir cáncer de pulmón, mientras que los que tengan cáncer con metástasis pueden llegar a ver aumentada su factura en 140.510$ gracias a la reforma del presidente Trump.

Los costes sanitarios aumentarán de manera destacada "Los costes sanitarios aumentarán de manera destacada"

En el caso de que cualquier pareja decida tener un hijo, la cifra aumentará en 17.060 dólares, lo que al final supone un aumento del 425% en una sociedad que necesita también fomentar la natalidad.

Las organizaciones sanitarias ya han mostrado su preocupación afirmando que la reforma llevará a Estados Unidos a tener un sistema "que aumente el coste para las personas enfermas". El mandatario se ha defendido de las críticas asegurando que los pacientes con enfermedades graves como el cáncer o la diabetes no se verán afectados.

Con esta reforma, el ala más radical del Partido Republicano se apunta un tanto después de haber conseguido abolir la primera reforma que presentó Donald Trump, algo más suave que la actual, pero que igualmente buscaba desmontar al completo la reforma sanitaria de Obama. Las consecuencias de todo ello, sin embargo, parecen ser devastadoras.

Comentarios