Buscar
Usuario
<< >> El Papa celebra la Misa del Domingo de Pascua: "Que se dejen de hacer demostraciones de fuerza mientras la gente sufre"

Foto del día

El Papa celebra la Misa del Domingo de Pascua: "Que se dejen de hacer demostraciones de fuerza mientras la gente sufre"

El Papa Francisco ha recordado los conflictos en Siria, Myanmar o Afganistán.

GTres

Domingo, 17 de Abril de 2022

¿Por qué es la foto del día?

El Papa Francisco ha presidido la misa de Domingo de Resurrección acompañado por unos 50.000 fieles en la plaza de San Pedro, donde no ha pronunciado ninguna homilía dado que, al término de la misa, imparte la bendición Urbi et Orbi.

Pero, antes de asomarse al balcón de la logia central de la basílica, ha rezado el Regina Coeli y ha recorrido en papamóvil la plaza de San Pedro saludando a los fieles que habían llegado de todos los lugares del mundo.

El Papa ha definido la Pascua de 2022 como una "Pascua de guerra" y ha planteado si creemos realmente que Cristo haya resucitado dado que "hemos visto demasiada sangre y demasiada violencia". "También nuestros corazones se llenaron de miedo y angustia, mientras tantos de nuestros hermanos y hermanas tuvieron que esconderse para defenderse de las bombas. Nos cuesta creer que Jesús verdaderamente haya resucitado, que verdaderamente haya vencido a la muerte. ¿Será tal vez una ilusión, un fruto de nuestra imaginación?".

El Obispo de Roma ha respondido que sí ha resucitado y ha reclamado que tras dos años de pandemia, donde parecía que salíamos, "en cambio, estamos demostrando que tenemos todavía en nosotros el espíritu de Caín, que mira a Abel no como a un hermano, sino como a un rival y piensa en cómo eliminarlo".

El Papa asegura que esa lógica se ha instalado sobre Ucrania, para la que ha pedido la paz, "tan duramente probada por la violencia y la destrucción de la guerra cruel e insensata a la que ha sido arrastrada". Y ha añadido: "Que se dejen de hacer demostraciones de fuerza mientras la gente sufre. Por favor, por favor, no nos acostumbremos a la guerra comprometámonos todos a pedir la paz con voz potente, desde los balcones y en las calles. Que los responsables de las naciones escuchen el grito de paz de la gente, que escuchen esa inquietante pregunta que se hicieron los científicos hace casi sesenta años: '¿Vamos a poner fin a la raza humana; o deberá renunciar la humanidad a la guerra?".

Artículos recomendados

Comentarios