Buscar
Usuario

Noticias

Dos vigilantes del metro de Madrid, agredidos por usuarios que no querían ponerse la mascarilla

Comisiones Obreras exige a la Comunidad de Madrid una serie de medidas para evitar este tipo de sucesos.

Dos vigilantes del metro de Madrid, agredidos por usuarios que no querían ponerse la mascarilla

Las teorías conspiranoicas y el movimiento antimascarillas están dando lugar a incidentes como los vividos en el metro de Madrid en los últimos días. Según ha informado Comisiones Obreras a través de un comunicado, dos vigilantes de seguridad del suburbano madrileño han sufrido agresiones físicas por parte de personas que se negaban a ponerse la mascarilla cuando su uso es obligatorio.

El primer suceso tuvo lugar el pasado lunes 31 de agosto en la estación de Simancas. Un vigilante advirtió a un usuario que debía ponerse la mascarilla. Cuando insistó, recibió multitud de golpes, por lo que tuvo que ser atendido por parte de los servicios sanitarios. Por suerte, entre el vigilante y otros trabajadores de Metro pudieron retener al atacante hasta que llegó la Policía, por lo que fue detenido.

El segundo caso se produjo el miércoles 2 de septiembre, esta vez en la estación de Alameda de Osuna. Al igual que el primer suceso, el encargado de la seguridad llamó la atención a un hombre por no llevar la mascarilla y su reacción fue propinar numerosos golpes al vigilante, que resultó contusionado y con una posible fractura en la costilla. En este caso, el agresor logró huir, por lo que la Policía no ha podido detenerlo.

Exigen mejoras a la Comunidad de Madrid

Comisiones Obreras ha exigido al Gobierno de la Comunidad de Madrid, en manos de Isabel Díaz Ayuso, más personal para el Metro en las estaciones, más seguridad y el reconocimiento como agentes de autoridad a los vigilantes para poder realizar sus funciones "con mayor garantía de protección".

"Los usuarios, la plantilla de Metro, así como el personal de seguridad continúan pasando miedo y en ocasiones pánico en algunas estaciones. No se puede permitir que los compañeros de Metro vengan a trabajar con el temor, y en ocasiones con ansiedad cuando se incorporan en su puesto de trabajo, por el miedo a poder sufrir alguna agresión física o verbal", señala el sindicato, que revelan que no es la primera vez que han presentado propuestas para solucionar este tipo de problemas a la direccion del suburbano. 

Un portavoz de Metro de Madrid, por su parte, ha explicado a Europa Press que las agresiones son hechos "muy puntuales", teniendo en cuenta los 700.000 viajeros al día. Según ha valorado, el número de personas que no llevan mascarilla en el Metro es "prácticamente residual" y la mayoría atiende a las indicaciones de los vigilantes de seguridad.

Artículos recomendados

Comentarios